Administración de direcciones DHCP IP


El Protocolo de configuración dinámica del host (DHCP) es el sucesor del BOOTP. A diferencia del BOOTP, el DHCP permite que el host obtenga la dirección IP de forma dinámica sin que el administrador de red tenga que configurar un perfil individual para cada dispositivo. Lo único que se requiere para utilizar el DHCP es un rango definido de direcciones IP en un servidor DHCP. A medida que los hosts entran en línea, se comunican con el servidor DHCP y solicitan una dirección. El servidor DHCP elige una dirección y se la arrienda a dicho host. Con DHCP, la configuración completa de las red se puede obtener en un mensaje. Esto incluye todos los datos que proporciona el mensaje BOOTP más una dirección IP arrendada y una máscara de subred.

La principal ventaja que el DHCP tiene sobre el BOOTP es que permite que los usuarios sean móviles. Esta
mobilidad permite que los usuarios cambien libremente las conexiones de red de un lugar a otro. Ya no es
necesario mantener un perfil fijo de cada dispositivo conectado a la red como en el caso del sistema BOOTP. La importancia de este avance del DHCP es su capacidad de arrendar una dirección IP a un dispositivo y luego reclamar dicha dirección IP para otro usuario una vez que el primero la libera. Esto siginifica que DHCP puede asignar una dirección IP disponible a cualquiera que se conecte a la red.

Problemas en la resolución de direcciones

Uno de los principales problemas del networking es cómo comunicarse con los otros dispositivos de la red. En la comunicación TCP/IP, el datagrama de una red de área local debe contener tanto una dirección MAC destino como una dirección IP destino. Estas direcciones deben ser correctas y concordar con las direcciones IP y MAC destino del dispositivo host. Si no concuerdan, el host destino descartará el datagrama. La comunicación dentro de un segmento de LAN requiere de dos direcciones. Debe haber una forma de mapear las direcciones IP a MAC de forma automática. Se necesitaría demasiado tiempo si el usuario creara los mapas de forma manual. El cojunto TCP/IP cuenta con un protocolo, llamado Protocolo de resolución de direcciones (ARP), que puede obtener las direcciones MAC, de forma automática, para la transmisión local. Pueden surgir diferentes problemas cuando se manda información fuera de la LAN.

Las comunicaciones entre dos segmentos de LAN tienen una tarea extra. Tanto las direcciones IP como las MAC son necesarias para el dispositivo de enrutamiento intermedio y el host destino. TCP/IP tiene una
variante en ARP llamada ARP proxy que proporciona la dirección MAC de un dispositivo intermedio para realizar la transmisión a otro segmento de la red fuera de la LAN.

Protocolo de resolución de direcciones (ARP)

En la red TCP/IP, el paquete de datos debe contener tanto la dirección MAC destino como la dirección IP
destino. Si el paquete pierde alguna de las dos, los datos no pasarán de la Capa 3 a las capas superiores. De esta forma, las direcciones MAC e IP actúan como controles y balances entre sí. Una vez que los dispositivos determinan las direcciones IP de los dispositivos destino, pueden agregar las direcciones MAC de destino a los paquetes de datos.

Algunos dispositivos guardan tablas que contienen las direcciones MAC e IP de otros dispositivos conectados a la misma LAN. Estas reciben el nombre de tablas del Protocolo de resolución de direcciones (ARP). Las tablas ARP se guardan en la memoria RAM, donde la información en caché se guarda automáticamente en cada uno de los dispositivos. Resulta muy inusual que un usuario tenga que entrar en la tabla ARP de forma manual. Cada dispositivo de una red lleva su propia tabla ARP. Cuando un dispositivo desea enviar datos a través de la red, utiliza la información que proporciona la tabla ARP.

Cuando un origen determina la dirección IP para un destino, luego consulta la tabla ARP a fin de encontrar la dirección MAC destino. Si el origen encuentra una entrada en su tabla (dirección IP destino a dirección MAC destino), se asigna la dirección IP a la dirección MAC y luego la usa para encapsular los datos. Luego el paquete de datos se envía a través del medio de networking para que el destino lo reciba.

Son dos las formas en las que los dispositivos pueden recolectar las direcciones MAC que necesitan agregar a los datos encapsulados. Una es monitorear el tráfico que se produce en el segmento de la red local. Todas las estaciones de una red Ethernet analizarán todo el tráfico a fin de determinar si los datos son para ellas. Parte de este proceso consiste en registrar la dirección IP y MAC origen del datagrama en una tabla ARP. A medida que los datos se transmiten a la red, los pares de direcciones pueblan la tabla ARP. Otra forma de obtener un par de direcciones para la transmisión de datos es realizar el broadcast de una petición ARP.

EEEl computador que requiere un par de direcciones IP y MAC envía una petición ARP en broadcast. Todos los demás dispositivos de la red de área local analizan la petición. Si la dirección de uno de los dispositivos locales concuerda con la dirección IP de la petición, envía una respuesta ARP que contiene el par IP-MAC. Si la dirección IP es para la red de área local y el computador no existe o se encuentra apagado, no hay respuesta a la petición ARP. En este caso, el dispositivo origen informa un error. Si la petición es para una red IP diferente, hay otro proceso que se puede utilizar.

Los Routers no envían los paquetes de broadcast. Si la característica está activa, un Router ejecuta un ARP
proxy. Un ARP proxy es una variante del protocolo ARP. En esta variante, un Router envía una respuesta ARP con la dirección MAC de la interfaz en la que se recibió la petición al host que la ejecuta. El Router responde con direcciones MAC para aquellas peticiones en las que la dirección IP no se encuentra en el rango de direcciones de la subred local.

Otro método para enviar datos a la dirección de un dispositivo que se encuentra en otro segmento de red
consiste en configurar un gateway por defecto. El Gateway por defecto es una opción de host en la que la
dirección IP de la interfaz del Router se guarda en la configuración de red del host. El host origen compara la dirección IP destino y su propia dirección IP para determinar si las dos direcciones están ubicadas en el mismo segmento. Si el host receptor no está en el mismo segmento, el host origen envía los datos utilizando la dirección IP real del destino y la dirección MAC del Router. La dirección MAC para el Router se obtuvo de la tabla ARP utilizando la dirección IP de dicho Router.

Si el gateway por defecto del host o la característica ARP proxy del Router no están configurados, el tráfico
no podrá salir de la red del área local. Es necesario el uno o el otro para tener una conexión fuera de la red del área local.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Conectividad y Redes.




Deja un comentario