Anímate a escribir un blog


Hay muchos motivos para iniciar un blog. En el caso de los blogs personales (sea de la temática que sea) es tan fácil como querer hacerlo. Sin embargo, me he encontrado con muchos bloguers en potencia que tienen un denominador común en la forma de reaccionar, para autoconvencerse y evitar hacerlo.
Hay dos afirmaciones comunes que suelen expresar aquellos a los que se les ha pasado por la cabeza abrir un blog pero que sienten el lógico pánico de enfrentarse a crear contenidos y publicarlos en la Red. Veamos cuáles son y espero que, tras leer mis refutaciones, te atrevas a lanzarte a la apasionante aventura de bloguear.
¡Yo no tengo nada que contar!
Es normal creer que uno no tiene nada que contar pero no hay aseveracion más falsa. Nuestra vida se basa en experiencias, en conocimientos y en ideas, entre otras muchas cosas. Puede ser por terapia o por exhibicionismo, porque nos guste enseñar lo que hemos aprendido. O porque queramos compartir los vídeos o fotos de ese reciente viaje, esa última tienda de ropa que vimos o aquél local de copas tan chulo. A lo mejor quieres quejarte, protestar o denunciar.
Hay mil cosas, grandes y pequeñas. Si llevas escribiendo un tiempo, tal vez sea el momento de sacar a la luz esos textos. O esos dibujos. O esas estupendas fotografías que haces. Tu mente de ingeniero no para de maquinar y en las reuniones de amigos y familiares les deleitas con tus inventos; en un blog puedes plasmar todas esas ideas. Es un buen método para guardar de forma ordenada y comentada cualquier cosa que se te ocurra.
Siempre hay algo que contar. Un blog es una herramienta ideal si eres desordenado o no estás acostrumbrado a esribir, porque te forzarás a corregirte. También puedes filosofar. Y miles de cosas más.
¡A quién le va a interesar lo que yo publique!
En la blogosfera nunca estarás solo. Y siempre hay alguien, con tus mismos gustos o intereses. Si haces las cosas bien, pronto tendrás tu pequeña audiencia. Te sorprenderá lo rápido que sentirás que publicas para alguien. Por muy pocas visitantes que tengas, al principio, ellos esperan que publiques. Ten presente esto: los blogs son personas que conversan, así que tus contenidos (fotos, vídeos, dibujos, audios, textos, etc.) son tan esenciales como los del experto más erudito, porque lo importante es conversar.
Más ejemplos. ¡Las personas mayores tienen tantas vivencias! ¡Cómo no va a interesar a nadie todas esas historias que han vivido! La gente que comparte un hobby tiene en la Blogosfera una espectacular herramienta de comunicación. Así que hay mucha gente al otro lado esperando a que publiques. ¿De qué otra forma ibas a tener lectores para esas narraciones que has estado guardando tanto tiempo? ¿Quién iba a ver esos fabulosos vídeos experimentales que haces? No vas a tener mejor sala de exposiciones que un blog para esas extrarodinarias fotografías que haces.
Pasos a seguir
Y ahora que ya te he convencido para abrir un blog, te indicaré a continuación el camino más lógico a seguir:
1. Leer blogs. Permanece una temporada leyendo blogs, acerca de las temáticas que te gusten, acostumbrándote a su lenguaje y a su cultura. Hazlo utilizando Google Reader. Asimila el uso del RSS como mecanismo fundamental de acceso a la información.
2. Regístrate en Bitacoras.com y pasa una temporada interactuando en esa red social para bloguers, leyendo y votando los posts de otros. Bucea por su directorio. Encontrarás gente afín y mucha información de tu interés.
3. Cuando consideres que ya entiendes la lógica bloguera, regístrate en Blogger. Te bastará solo un par de minutos para tener tu blog listo. Dalo de alta en Bitacoras.com e incluye en tu blog el botón para promocionar tus posts, lo que servirá también para notificar automáticamente la publicación de contenido nuevo.
4. Da de alta tu blog en Feedburner para que sepas cuantos suscriptores RSS tiene tu blog e incluye el código de Google Analytics para tener estadísticas de acceso.
5. Tras otra temporada blogueando, abre una cuenta en Twitter, explora ese mundo e incluye en tu blog el widget para mostrar los mensajes que publicas en el sistema de microblogging. A Twitter puedes llevar automáticamente la referencia de tus más recientes post de tu blog utilizando Feedburner y su opción “Socialize”.
Para todo esto solo necesitas una cuenta en Google (la misma te servirá para Google Reader, Blogger, Feedburner y Analytics) y otras en Bitacoras.com y Twitter.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Blogging.




Deja un comentario