Atenuación y pérdida de inserción en medios de cobre


La atenuación es la disminución de la amplitud de una señal sobre la extensión de un enlace. Los cables muy largos y las frecuencias de señal muy elevadas contribuyen a una mayor atenuación de la señal. Por esta razón, la atenuación en un cable se mide con un analizador de cable, usando las frecuencias más elevadas que dicho cable admite. La atenuación se expresa en decibelios (dB) usando números negativos. Los valores negativos de dB más bajos indican un mejor rendimiento del enlace.

Son muchos los factores que contribuyen a la atenuación. La resistencia del cable de cobre convierte en calor a parte de la energía eléctrica de la señal. La señal también pierde energía cuando se filtra por el aislamiento del cable y como resultado de la impedancia provocada por conectores defectuosos.

La impedancia mide la resistencia del cable a la corriente alterna (CA) y se mide en ohmios. La impedancia
normal, o característica, de un cable Cat5 es de 100 ohmios. Si un conector no está instalado correctamente
en Cat5, tendrá un valor de impedancia distinto al del cable. Esto se conoce como discontinuidad en la
impedancia o desacoplamiento de impedancias.

La discontinuidad en la impedancia provoca atenuación porque una porción de la señal transmitida se
volverá a reflejar en el dispositivo transmisor en lugar de seguir su camino al receptor, como si fuera un eco.
Este efecto se complica si ocurren múltiples discontinuidades que hacen que porciones adicionales de la señal restante se vuelvan a reflejar en el transmisor. Cuando el retorno de este reflejo choca con la primera
discontinuidad, parte de la señal rebota en dirección de la señal original, creando múltiples efectos de eco. Los ecos chocan con el receptor a distintos intervalos, dificultando la tarea de detectar con precisión los
valores de datos de la señal. A esto se lo conoce como fluctuación, y genera errores en los datos.

La combinación de los efectos de una señal atenuada con las discontinuidades en la impedancia en un enlace de comunicación se conoce como pérdida de inserción. El correcto funcionamiento de una red depende de una impedancia característica y constante en todos los cables y conectores, sin discontinuidades en la impedancia a lo largo de todo el sistema de cables.

Califica este Artículo
1 / 5 (1 votos)

Categoría: Conectividad y Redes.




Deja un comentario