Cable coaxial en una conexión


El cable coaxial consiste de un conductor de cobre rodeado de una capa de aislante flexible. El conductor
central también puede ser hecho de un cable de aluminio cubierto de estaño que permite que el cable sea
fabricado de forma económica. Sobre este material aislante existe una malla de cobre tejida u hoja metálica que actua como el segundo hilo del circuito y como un blindaje para el conductor interno. Esta segunda capa, o blindaje, también reduce la cantidad de interferencia electromagnética externa. Cubriendo la pantalla está la chaqueta del cable.

Para las LAN, el cable coaxial ofrece varias ventajas. Puede tenderse a mayores distancias que el cable de
par trenzado blindado STP, y que el cable de par trenzado no blindado, UTP, sin necesidad de repetidores.
Los repetidores regeneran las señales de la red de modo que puedan abarcar mayores distancias. El cable
coaxial es más económico que el cable de fibra óptica y la tecnología es sumamente conocida. Se ha usado
durante muchos años para todo tipo de comunicaciones de datos, incluida la televisión por cable.

Al trabajar con cables, es importante tener en cuenta su tamaño. A medida que aumenta el grosor, o diámetro, del cable, resulta más difícil trabajar con él. Recuerde que el cable debe pasar por conductos y cajas existentes cuyo tamaño es limitado. Se puede conseguir cable coaxial de varios tamaños. El cable de
mayor diámetro es de uso específico como cable de backbone de Ethernet porque tiene mejores características de longitud de transmisión y de limitación del ruido. Este tipo de cable coaxial
frecuentemente se denomina thicknet o red gruesa. Como su apodo lo indica, este tipo de cable puede ser
demasiado rígido como para poder instalarse con facilidad en algunas situaciones. Generalmente, cuanto
más difícil es instalar los medios de red, más costosa resulta la instalación. El cable coaxial resulta más
costoso de instalar que el cable de par trenzado. Hoy en día el cable thicknet casi nunca se usa, salvo en
instalaciones especiales.

En el pasado, el cable coaxial con un diámetro externo de solamente 0,35 cm (a veces denominado thinnet
o red fina) se usaba para las redes Ethernet. Era particularmente útil para las instalaciones de cable en las
que era necesario que el cableado tuviera que hacer muchas vueltas. Como la instalación de thinnet era
más sencilla, también resultaba más económica. Por este motivo algunas personas lo llamaban cheapernet
(red barata). El trenzado externo metálico o de cobre del cable coaxial abarca la mitad del circuito eléctrico.
Se debe tener especial cuidado de asegurar una sólida conexión eléctrica en ambos extremos, brindando
así una correcta conexión a tierra. La incorrecta conexión del material de blindaje constituye uno de los
problemas principales relacionados con la instalación del cable coaxial. Los problemas de conexión resultan
en un ruido eléctrico que interfiere con la transmisión de señales sobre los medios de networking. Por esta
razón, thinnet ya no se usa con frecuencia ni está respaldado por los estándares más recientes (100 Mbps y
superiores) para redes Ethernet.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Conectividad y Redes.




Deja un comentario