Ciberagricultura


El medio electrónico ha comenzado a desempeñar una función importante en todos los ámbitos de actividad económica. Hasta ahora siempre se ha destacado su aplicación al negocio o comercio electrónicos, principalmente al comercio de bienes manufacturados; sin embargo, cada vez hay más sectores productivos que se benefician de la utilización de las TIC y no cabe duda de que este medio puede generar efectivamente aplicaciones que mejoren considerablemente la eficiencia y la productividad.

Las TIC pueden servir de ayuda en el proceso de adopción de decisiones y su optimización. Sólo será posible aprovechar las ventajas que ofrece la TIC, y explotarlas al máximo, si se dispone de la infraestructura necesaria que permita la aplicación productiva, siempre que esta tecnología se utilice adecuada y eficazmente.

Dentro del mercado mundial, el cibermercado se entiende como la actividad de entidades fidedignas en un dominio fidedigno. Los organismos y administraciones tienen que “crear” la infraestructura necesaria para certificar a ciertas entidades y productos de entre todos los productores del mercado.

Las TIC ya se han aplicado satisfactoriamente para la supervisión de productos; véase:

http://www.ipv6style.jp/en/action/20030328/index.shtml.

El UIT-D ha puesto en marcha con éxito un proyecto de ciberagricultura basado en IP en las zonas rurales de Kirguistán. Para mayor información véase:

http://www.itu.int/ITU-D/e-strategy/e-applications/Kyrgyz/index.html.

Por otra parte, los gobiernos han comenzado la creación de infraestructura de red troncal inalámbrica que permite ofrecer la conectividad a las comunidades nacionales e internacionales. Éste es uno de los objetivos principales en las regiones y los países menos adelantados. El aumento de flujo de información y el comercio intrarregional e interregional ha mejorado parcialmente la calidad de vida de las personas que habitan en regiones pobres.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Conectividad y Redes.




Deja un comentario