Cloud Computing un paradigma


Es probable que hayan leído este término antes o visto por allí -tal vez hasta escuchado- en algún video gracioso de Youtube. Sino, deberían. El cloud computing es ahora una de las tecnologías en boga -y ya lo había previsto así Gartner y lo reafirma con su curva especial de ciclos de tecnología- y su nombre hace referencia a computación en la nube (traducido literalmente), donde la nube hace referencia a internet.

¿Qué es en sí? Si buscan información en internet encontrarán una enorme cantidad de información con variedad de ejemplos y casos, aplicaciones, etc., así que no pretendo ahondar demasiado en este tema pero sí quiero que tengan noción del mismo porque probablemente lo mencionemos en un artículo posterior y  sería bueno que al menos sepan de qué estamos hablando.
Cloud Computing
Si buscamos algo de información en Wikipedia nos encontraremos con lo siguiente:
“Cloud computing” es un nuevo modelo de prestación de servicios de negocio y tecnología, que permite al usuario acceder a un catálogo de servicios estandarizados y responder a las necesidades de su negocio, de forma flexible y adaptativa, en caso de demandas no previsibles o de picos de trabajo, pagando únicamente por el consumo efectuado.
No queda muy claro.
Un ejemplo de Cloud computing
¿Has usado servicios como Gmail? A menos que estés usando los Gears de Google, lo más probable es que toda tu información se encuentre en la nube, el servicio mismo de correo electrónico Gmail no se realiza -a menos que estés usando un software especializado de un tercero- desde un cliente de escritorio, sino mediante una interfaz web, en internet.
Aunque este sería más un ejemplo de una capa del Cloud Computing, más específicamente de un SaaS (Software as a Service, Software como un servicio), sirve para ilustrar de algún modo como todo va migrando de a pocos a la red. Ahora el Cloud Computing se encuentra en su pico y se encuentran diversos ejemplos que siguen la tendencia marcada por este nuevo paradigma.
Dijimos que Gmail sería un ejemplo de un SaaS, pero también podríamos mencionar a Google App Engine, como un ejemplo de PaaS (Platform as a Service, Plataforma como un servicio) o a Amazon Web Service como ejemplo de IaaS (Infrastructure as a Service, Infraestructura como un Servicio) que hasta hace poco brindaba hosting al célebre Wikileaks.
Controversia en torno al Cloud Computing
Tu información, el servicio, la capacidad misma de los servidores y velocidad de respuesta es provista desde internet, esto le permite ser más flexible y depender menos del usuario por parte de actualizaciones o errores en localhost, migrando todo esto -repito de nuevo- a la nube, a la internet.
Esto es beneficioso en muchos aspectos, aunque hayan otros que se encuentren fuertemente en contra -como Richard Stallman, fundador de GNU, que afirmó que hacer extensivo el uso del cloud computing era “peor que una estupidez”-, y sobre todo flexible. ¿Es lo mejor? ¿Qué tanto conviene no tener un control total de nuestra información a nivel local sino almacenada en servidores de terceros?
Da qué pensar ¿no creen?

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Cloud Computing.




Deja un comentario