Compatibilidad con los sistemas de correo no seguro


Si queremos utilizar la infraestructura SMTP existente para el correo seguro, debemos tener presente que este protocolo impone ciertas restricciones para intentar maximizar la interoperabilidad entre las implementaciones, incluidas las m谩s antiguas.
Algunas de estas restricciones son, por ejemplo, que en principio los mensajes s贸lo pueden contener caracteres ASCII, y que las l铆neas de los mensajes no pueden tener m谩s de 1.000 caracteres. Actualmente muchos agentes SMTP son capaces de trabajar sin estas restricciones pero de todas formas debemos tenerlas en cuenta porque no sabemos por que implementaciones pueden pasar nuestros mensajes.
Adem谩s, SMTP define una representaci贸n para los mensajes que puede ser distinta de la representaci贸n local de cada sistema. El proceso que se encarga de enviar los mensajes tiene que transformarlos del formato local al formato SMTP en el momento de transferirlos. Y a la inversa, cuando llega un mensaje v铆a SMTP normalmente se convierte al formato local antes de almacenarlo en el buz贸n de los destinatarios.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Conectividad y Redes.




Deja un comentario