¿Cuál es la mejor conexión? ADSL, cable o Internet Móvil


Internet se ha convertido en una herramienta fundamental para aumentar nuestro conocimiento, un medio de entretenimiento y una necesidad a nivel laboral. Los hábitos y tendencias sociales evolucionan haciendo que cada vez sea más necesario disponer de una conexión, no sólo en casa, sino también en la calle.

Es por ello que, al igual que pasó con el paso de la telefonía fija a la telefonía móvil, contratar una conexión de Internet móvil sea prioritario con respecto a las actuales conexiones ADSL. Los nuevos teléfonos inteligentes, Tablet, netbook… Todos estos dispositivos ya no tienen el mismo valor para el consumidor si no utilizan una conexión a Internet.

Hasta hace algún tiempo, las conexiones de Internet Móvil eran más bien deficientes a nivel técnico y, bastante caras. En los dos últimos años hemos visto como las tarifas de Internet se han abaratado, además de ofrecer mejor cobertura, ancho de banda y opciones personalizables.

Contratar ADSL o Internet Móvil: Situaciones

La principal diferencia, a nivel práctico, que existe entre el ADSL y una conexión de Internet Móvil es la restricción de servicios P2P y la franquicia de datos que los operadores marcan en función del producto contratado, es decir, a partir de tantos MB descargados, la velocidad de conexión desciende notablemente.

Es más, a día de hoy, ni siquiera existe una diferencia notable entre la velocidad entre ambos servicios, pues gracias a las conexiones HSPA de cuarta generación, podemos navegar desde el móvil o a través de Internet 3G a velocidades de 3.5 Mbps.

Este punto puede afectar a quienes utilizan sus equipos para hacer descargas de archivos o consumir muchos datos vía Streaming. Sin embargo, no todo el mundo hace este uso de la red, sino que la mayor parte prioriza su tiempo en Internet visitando web y gestionando sus cuentas sociales.

Lo ideal sería disponer de un ADSL en el hogar (para jugar online, hacer descargas, etc.) y de un contrato de Internet Móvil para tener conexión permanente fuera de casa. Sin embargo, el coste mensual de ambos contratos podría ser inviable para muchos bolsillos.

Es por ello que podemos sacar dos perfiles distintos de consumidor para cada una de las opciones:

ADSL: Si eres un usuario que juega a través de Internet, descargas archivos, ves gran cantidad de video online y sales poco de casa, entonces está claro que lo que te compensa es contratar una conexión de ADSL.

Internet Móvil: Si eres una persona que está todo el día fuera de casa, utilizas Internet para consultar el correo, ver páginas web, leer noticias, consultar las redes sociales y ver de vez en cuando videos…, entonces está claro que lo que más te conviene es contratar Internet Móvil, pues sería un desperdicio pagar por una conexión en casa cuando la mayor parte del tiempo lo pasas fuera.

Como todos sabemos lo más rápido por el momento es un cable de red bien conectado al puerto ethernet.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Conectividad y Redes.




Deja un comentario