Direccionamiento privado


RFC 1918 aparta los tres siguientes bloques de direcciones IP privadas:

• Una dirección Clase A

• Dieciséis direcciones Clase B

• 256 direcciones Clase C

Estas direcciones son sólo para el uso particular de la red interna. Los paquetes que contienen a estas direcciones no se enrutan a la Internet.

Es necesario registrar las direcciones de Internet públicas con una autoridad de Internet como por ejemplo, el Registro americano de números de Internet (ARIN) o la Réseaux IP Européennes (RIPE), el Registro regional de Internet responsable de Europa y África del Norte. Estas direcciones de Internet públicas pueden alquilarse a una ISP también. Las direcciones IP privadas quedan reservadas y cualquiera las puede utilizar. Eso quiere decir que dos redes, o dos millones de redes, pueden utilizar la misma dirección privada. Un router nunca debe enrutar las direcciones RFC 1918 fuera de una red interna. Los ISP por lo general configuran los routers fronterizos para impedir que el tráfico direccionado de forma privada se envíe
al exterior. NAT ofrece grandes beneficios a empresas individuales y a la Internet. Antes del desarrollo de NAT, un host con dirección privada no podía acceder a la Internet. Con NAT, las empresas individuales pueden direccionar algunos o todos sus hosts con direcciones privadas y utilizar NAT para brindar acceso a la Internet.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Conectividad y Redes.




Deja un comentario