Enviar mensajes a direcciones locales (manual administración de redes con Linux)


De manera más común, una dirección local es simplemente el nombre de “login” de un usuario, en cuyo caso el mensaje se envía al buzón del usuario, /var/spool/mail/nombre-de-usuario. Otros casos incluyen los alias, los nombres de listas de correo y los reenvíos del usuario. En estos casos, la dirección local se expande en una nueva lista de direcciones que pueden ser a su vez locales o remotas.
Aparte de estas direcciones “normales”, Exim puede manejar otro tipo de destinos para los mensajes locales, como nombres de archivos y órdenes de conductos. Cuando se envía a un archivo, Exim adjunta el mensaje creando ese archivo si es necesario. Los destinos de archivo y conducto no son direcciones propiamente dichas por lo que no puede enviar correo a, pongamos por caso, /etc/passwd@vbrew.com y esperar que se sobreescriba el archivo de las contraseñas; los envíos a un archivo específico sólo son váli-dos si vienen de archivo de reenvío o de alias. Tenga en cuenta, no obstante, que /etc/passwd@vbrew.com es una dirección de correo sintácticamente válida, pero si Exim la recibe buscaría (típicamente) un usuario cuyo “login” fuese /etc/passwd, y al no encontrar ninguno el mensaje rebotaría.
En una lista de alias o en un archivo de reenvío, un nombre de archivo es cualquier cosa que comience con una barra (/)y que no pueda entenderse como una dirección de correo plenamente cualificada. Por ejemplo, /tmp/junk en un archivo de reenvío o de alias es interpreta como un nombre de archivo, pero /tmp/junk@vbrew.com es una dirección de correo, aunque no parece muy útil. De todas maneras, pueden verse direcciones válidas de este tipo cuando se envía correo por medio de pasarelas X.400 porque las direcciones X.400 comienzan con una barra.
De manera similar, una orden de conducto puede ser una orden de Unix precedida por el símbolo (|), a menos que esta cadena pueda entenderse como una dirección de correo con dominio válida. A menos que haya cambiado la configuración, Exim no usa consola alguna para ejecutar la orden; sino que la divide en un nombre de orden y en sus variables y las ejecuta directamente. El mensaje se emplea como entrada estándar para esa orden.
Por ejemplo, para conducir una lista de correo a un grupo de noticias local, puede usar un guión de shell de nombre gateit, e instalar un alias local que envíe todos los mensajes de esta lista al guión usando | gateit. Si la línea de órdenes contiene una coma, ella y el símbolo de conducto precedente deben entrecomillarse.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Conectividad y Redes.




Deja un comentario