Escalabilidad de direcciones IP


Descripción general

El rápido crecimiento de la Internet ha dejado atónitos a la mayoría de los observadores. Una de las razones por las que la Internet ha crecido tan rápidamente es debido a la flexibilidad del diseño original. Sin el desarrollo de nuevas tecnologías de asignación de direcciones IP, el rápido crecimiento de Internet habría agotado la cantidad actual de direcciones IP. Para poder compensar esta falta de direcciones IP, se buscaron diferentes soluciones. Una solución ampliamente implementada, es la Traducción de direcciones de red (NAT).

NAT es un mecanismo para conservar direcciones IP registradas en las grandes redes y simplificar las tareas de administración de direccionamiento IP. Mientas se enruta un paquete a través de un dispositivo de red, por lo general un firewall o router fronterizo, la dirección IP fuente se traduce de una dirección de red interna privada a una dirección IP pública enrutable. Esto permite que se transporte el paquete a través de redes externas públicas como la Internet. La dirección pública de la respuesta se traduce de nuevo a la dirección interna privada para su entrega dentro de la red interna. Una variación de NAT, conocida como Traducción de direcciones de puerto (PAT), permite la traducción de muchas direcciones privadas internas con una sola dirección pública externa.

Los routers, servidores y otros dispositivos fundamentales de la red por lo general requieren de una configuración IP estática, la cual se introduce de forma manual. Sin embargo, los clientes de escritorio no necesitan una dirección específica, sino una que pertenezca a un rango de direcciones. Este rango se encuentra por lo general dentro de una subred IP. A una estación de trabajo dentro de una red específica se le puede asignar cualquier dirección dentro de un rango, mientras que otros valores son estáticos, incluyendo la máscara de subred, el gateway por defecto y el servidor DNS.

El protocolo de configuración dinámica de host (DHCP) se diseñó para asignar las direcciones IP y toda información de configuración de red importante de forma dinámica. Como los clientes de escritorio por lo general conforman la mayoría de los nodos de red, el DHCP es una herramienta muy útil que ahorra tiempo a los administradores de red.

Los estudiantes que completan este módulo deberán poder hacer lo siguiente:

• Identificar las direcciones IP privadas tal como se describen en RFC 1918

• Explicar las características de NAT y PAT

• Explicar los beneficios de NAT

• Explicar cómo se configuran NAT y PAT, incluyendo la traducción estática y dinámica y la sobrecarga

• Identificar los comandos utilizados en la verificación de la configuración de NAT y PAT

• Enumerar los pasos mediante los cuales se diagnostican las fallas en la configuración NAT y PAT

• Explicar las ventajas y desventajas de NAT

• Describir las características del DHCP

• Explicar las diferencias entre BOOTP y DHCP

• Explicar el proceso de configuración del cliente DHCP

• Configurar un servidor DHCP

• Verificar la operación de DHCP

• Diagnosticar las fallas en una configuración DHCP

• Explicar las peticiones de relay DHCP.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Conectividad y Redes.




Deja un comentario