Evolución de los estándares


Cuando el ancho de banda de red aumentó de 10 Mbps a más de 1000 Mbps, se generaron nuevas demandas de cableado. Muchos tipos de cables antiguos no resultan apropiados para el uso en redes modernas y más rápidas. Por lo tanto, el cableado en general cambia con el tiempo. Los siguientes estándares TIA/EIA-568-B.2 reflejan este cambio.

Para el cableado de par trenzado, sólo se reconocen los cables de 100-ohms de las Categorías 3, 5e, y 6. Ya no se recomienda para nuevas instalaciones el cable de Categoría 5, y éste ha pasado del cuerpo principal de los estándares al apéndice. Para cable trenzado de 100 ohms, se recomienda la categoría 5e o superior.

El estándar de la Categoría 6 especifica parámetros de rendimiento que garantizan que los productos que cumplan con los estándares, cumplan en el área de los componentes, sean compatibles en forma retrospectiva y tengan interoperabilidad entre proveedores diferentes.
Cuando se realiza la terminación de los cables de categoría 5e y superiores, los pares no deben destrenzarse a más de 13 mm (0,5 pulgadas) del punto de terminación. El radio mínimo de curvatura para el cable horizontal UTP es de cuatro veces el diámetro del cable. El radio mínimo de curvatura para el cable de conexión UTP ahora es igual al diámetro del cable. El cable de conexión UTP contiene hilos trefilados. Por lo tanto es más flexible que los cables sólidos de núcleo de cobre usados en el cableado horizontal.

La longitud aceptable para los cables de conexión en la sala de telecomunicaciones ha cambiado de un máximo de 6 m (19,7 pies) a 5 m (16,4 pies). La longitud máxima aceptable para un cable de jumper en el área de trabajo ha cambiado de 3 m (9,8 pies) a 5 m (16,4 pies). La distancia máxima del segmento horizontal sigue siendo de 90 m (295 pies). Si se utiliza un MUTOA, es posible aumentar la longitud del jumper en el área de trabajo si se disminuye la longitud horizontal para una longitud máxima total de segmento de enlace de 100 m (328 pies). La Figura 1 muestra estos estándares. El uso de un MUTOA o del Punto de Consolidación también exige una separación de por lo menos 15 metros (49 pies) entre la TR y el MUTOA o el Punto de Consolidación para limitar los problemas de diafonía y pérdida de retorno.

En el pasado, todos los cables de conexión y los jumpers de conexión cruzada tenían que utilizar cables trefilados debido a que era necesario contar con flexibilidad para permitir la conexión y re-conexión constantes. Este estándar dice que ahora se deben usar conductores trefilados. Esto permite el uso de diseños de cable conductor sólido.

Los cables de conexión son elementos críticos de un sistema de red. Todavía se permite la fabricación de cables de conexión y jumpers in situ. Sin embargo, se alienta enfáticamente a los diseñadores de red a que adquieran cables preconfeccionados y probados.
Los cables de cobre de Categoría 6 y la emergente Categoría 7 son los cables de cobre más modernos disponibles. Como el cable de Categoría 6 se usa con mayor frecuencia, es importante que los instaladores de cable comprendan sus beneficios.

La principal diferencia entre la Categoría 5e y la 6 radica en la forma en que se mantiene el espacio entre los pares dentro de los cables. Algunos cables de Categoría 6 usan un divisor físico en el centro del cable. Otros cuentan con un revestimiento único que mantiene los pares en posición. Otro tipo de cable de Categoría 6, al que a menudo se denomina ScTP, utiliza un papel metálico que cubre los pares en el cable.
Para lograr un rendimiento aún mejor que con la Categoría 6 y la Categoría 7 propuesta, los cables utilizan una construcción completamente blindada que limita la diafonía entre todos los pares. Cada par está envuelto dentro de una cubierta de papel metálico y un revestimiento total trenzado que rodea los cuatro pares envueltos en papel de metal. Los cables del futuro podrían incluir un alambre de retorno para facilitar la conexión a tierra.

Los estándares para el cableado estructurado continuarán evolucionando. Se pondrá énfasis en la compatibilidad de las nuevas tecnologías que están convergiendo en la red de datos, como, por ejemplo:
? Telefonía IP e inalámbrica que utiliza una señal de potencia en la transmisión para brindar energía a los teléfonos IP o Puntos de Acceso.
? Redes de Área de Almacenamiento (SAN) que utilizan una transmisión Ethernet de 10GB.
? Soluciones de Metro Ethernet “última milla” que requieren la optimización del ancho de bando y de los requisitos de distancia.
El estándar sobre la Potencia en Ethernet (PoE) está en vías de desarrollo y estará disponible en un futuro cercano. PoE incorpora una señal de potencia en los cables usados en las transmisiones con Ethernet. Esta señal de potencia se utiliza para eliminar la necesidad de que los teléfonos IP y los puntos de acceso inalámbricos cuenten con conexiones a tomas de CA, simplificando de este modo la implementación y reduciendo los costos.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Conectividad y Redes.




Deja un comentario