Exploración de puertos UDP


Para realizar esta exploración se envían datagramas UDP sin ninguna información al campo de datos. En el caso de que el puerto esté cerrado, se recibirá un mensaje ICMP de puerto no alcanzable (port unreachable). Si el puerto está abierto, no se recibirá ninguna respuesta.
Dado que UDP es un protocolo no orientado a conexión, la fiabilidad de este método depende de numerosos factores (más todavía en internet), como son la utilización de la red y sus recursos, la carga existente, la existencia de filtros de paquetes en sistemas finales o en sistemas cortafuegos, etc.
Asimismo, y a diferencia de las exploraciones TCP, se trata de un proceso mucho más lento, puesto que la recepción de los paquetes enviados se consigue mediante el vencimiento de temporizadores (timeouts).
En el caso de detectar un elevado número de puertos UDP abiertos, el atacante podría concluir que existe un sistema cortafuegos entre su equipo y el objetivo. Para confirmar esta última posibilidad, se puede enviar un datagrama UDP al puerto cero. Esto tendría que generar una respuesta ICMP de puerto no alcanzable. No recibir esta respuesta significa que existe un dispositivo que filtra el tráfico.
Herramientas para realizar la exploración de puertos
La aplicación por excelencia para realizar exploración de puertos es Nmap (Network Mapper). Esta herramienta implementa la gran mayoría de técnicas conocidas para exploración de puertos y permite descubrir información de los servicios y sistemas encontrados. Nmap también implementa un gran número de técnicas de reconocimiento de huellas identificativas, como las que hemos visto anteriormente.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Conectividad y Redes.




Deja un comentario