Ficheros de base de datos DNS


Los ficheros incluidos con named, como named.hosts, siempre tienen un dominio asociado a ellos llamado origen. Este es el nombre de dominio especificado con los comandos cache y primary. En un fichero maestro, se pueden especificar nombres de máquinas y dominios relativos a este dominio. Un nombre dado en un fichero de configuración se considera \emph{absoluto} si termina con un punto. En caso contrario se considera relativo al origen. Al origen en sí mismo nos podemos referir con «@».
Todos los datos en un fichero principal se dividen en registros de recursos o RRs. Son la unidad de información del DNS. Cada RR tiene un tipo. Los registros de tipo A, por ejemplo, asocian un nombre a una dirección IP. Los registros de tipo CNAME asocian un alias de una máquina con su nombre oficial. Como ejemplo, obsérvese Ejemplo 6-11, que muestra el fichero named. hosts para nuestro sistema.
La representación de los RRs en los ficheros utiliza el siguiente formato:
Los campos se separan por espacios o tabulaciones. Una entrada puede continuarse en varias líneas si se abre un paréntesis antes del primer fin de línea y el último campo es seguido de un cierre de paréntesis. Cualquier cosa entre un punto y coma y el siguiente salto de línea será un comentario.
Apunta a un servidor de nombres maestro de una zona subordinada. El campo de datos contiene el nombre del servidor. Para traducir ese nombre debe proporcionarse un registro A adicional, que se conoce como glue, al proporcionar la dirección IP del servidor.
Hay que incluir registros NS en dos casos: primero, cuando delegamos la autoridad a una zona subordinada. Segundo, en la base de datos del servidor principal de cualquier zona. Los servidores NS especificados en el fichero de zona deben coincidir exactamente con los que especifica la zona padre que delega.
El registro NS especifica el nombre del servidor de nombres primario y los secundarios para una zona. Estos nombres deben poderse resolver para poderse usar. A veces los servidores pertenecen al mismo dominio que sirven, lo que ocasiona un problema de el huevo o la gallina: no podemos obtener el servidor de nombres hasta que accedamos al dominio, pero para acceder el dominio hay que conocer la IP del servidor de nombres… Para resolver este problema se crean registros A direectamente en la zona padre, para resolver esas direcciones. Estos son los que ya comentamos antes, los registros glue (podríamos traducirlos como registros-pegamento), puesto que unen o pegan la zona hija a la zona padre.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Conectividad y Redes.




Deja un comentario