La evolución del GPS


Hertz, la empresa de renta de autos, empezó en 1997 a instalar su sistema pionero NeverLost en los autos rentados. En aquella época, la orientación mediante GPS era carísima. Lo peor fue que los satélites de posicionamiento global, propiedad del gobierno de los EE.UU., quedaron rebajados al uso civil. En
2000, el gobierno estadounidense autorizó el uso de la señal GPS, y la exactitud y las direcciones a detalle se volvieron una realidad.
Alrededor de 31% de los adultos de América del Norte ocupa un sistema de navegación móvil, de acuerdo con Forrester Reséarch..
En años recientes hemos visto que la navegación GPS ha ganado impulso en teléfonos inteligentes como el iPhone con la ayuda de aplicaciones descargables. Las compañías celulares ofrecen un servicio de navegación GPS con instrucciones detalladas.
El GPS no se limita a las instrucciones de manejo. Hoy vemos que más gente ocupa el
geoetiquetado para añadir las coordenadas precisas a las fotos, los videos y los mapas. Ahora podemos ubicar las fotos de las vacaciones en un mapa e incluso usar la latitud y la longitud a fin de localizar e identificar ese restaurante francés bien escondido al que esperamos retornar. Y ésa es la belleza del GPS: no nada más nos dice a dónde vamos, sino también dónde estuvimos.

Califica este Artículo
5 / 5 (2 votos)

Categoría: GPS.




Deja un comentario