La primera aproximación a una comunidad en internet


La CVI en su conjunto funciona para muchos propósitos, incluyendo para afianzar nuestra necesidad de pertenencia a algún grupo. En algún momento de nuestra vida, formamos parte de algún grupo, sin que exista necesariamente una voluntad y conciencia de participar. Cuando niños, aquello que nos une al mundo son nuestros padres, maestros, vecinos, etc., es decir, se trata de ligas institucionales. La adolescencia marca el despertar en cuanto a la voluntad y gusto de las ligas que queremos establecer.
A partir de cierto momento de nuestra vida, que suele coincidir con el ingreso a la universidad y la integración laboral, empezamos a conocer personas por motivos de afinidad y comienza un proceso de reorganización social de vida.

La transformación de una comunidad virtual

Para determinar cómo se transforma una red, basta con revisar las altas y las bajas dentro de una gráfica, incluyendo las que continúan activas, las que ya no lo son y las altas que coinciden con las bajas.

La primera aproximación a una comunidad en internet

Si se quiere, inclusive, se puede seguir un procedimiento cuidadoso en el que es necesario indagar quiénes son dados de alta y quiénes de baja, así como el camino seguido a tal acción, pues es posible elaborar algunas hipótesis para comprender cuantos están implicados en esta transformación, así como la duración del proceso mismo.

La fuente primaria para pensar en esta dinámica es nuestra propia historia de vida.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Internet.




Deja un comentario