Las monjas informáticas


Después de tanto batallar contra los pecados tecnológicos (¡no descargaréis música!), la Iglesia Católica ahora ofrecerá a las religiosas de diferentes partes del mundo un curso para capacitarlas en el uso de blogs y redes sociales. A través del seminario La monja en la época digital, — impartido por el psiquiatra Tonino Cantelmi en la universidad de los Legionarios de Cristo en Roma — el Vaticano busca instruir a las religiosas en el uso de la red. Al parecer, aunque el Internet es el sendero hacia la perdición, también tiene su lado bueno:

“El mundo de internet puede dar miedo. Blogs y redes sociales no deben ser vistos como caminos que conducen al mal; algunos riesgos, objetivamente, pueden existir, pero es necesario saber aprovechar las notables oportunidades de estos y otros nuevos instrumentos”

¡Enhorabuena por la Iglesia Católica! Después de tanto satanizar al Internet como la raíz de todos los males del mundo, al fin han entendido que la red no es más que una herramienta, cuyo uso depende de la persona detrás. El objetivo de este seminario es que las monjas se acerquen a estos nuevos medios “con un criterio evangélico y de consagración”. La idea del Vaticano es que las religiosas ayuden al proceso de renovación positiva a través de su participación en estas plataformas.

Este taller es organizado por el Instituto Superior de Ciencias Religiosas del Ateneo y se impartirá cada jueves desde este día hasta el 20 de enero de 2011. En lo personal, aplaudo esta decisión, pues en lugar de andar condenando a diestra y siniestra, la Iglesia puede sacar mucho provecho de la adopción de estas tecnologías. De esta forma, el catolicismo — y en general, cualquier otra religión o ideología — puede conseguir más adeptos contribuyendo al debate desde la red, abriendo canales de comunicación con los feligreses, y esparciendo su mensaje a todas partes del mundo. Después de todo, bien dice la sabiduría popular que se atraen más abejas con miel que con hiel.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Personajes.




Deja un comentario