Los beneficios de un VPS


Como bloguero y usuario de hostings pero también conociendo otras experiencias, concuerdo en lo nefasto que tiende a ser el servicio de un hosting por regla general.

VPS significa Virtual Private Server, lo que en la práctica es la virtualización de un servidor, lo cual permite alquilar servidores que en realidad sólo existen en una configuración pero que funcionan tal como uno real. Un servidor para aquel que no puede permitirse alquilar servidores reales.

¿Conviene cambiar de un hosting “normal” a un VPS?

La ventaja del VPS es que es un servidor, es un PC exclusivamente destinado a tus webs, puedes alojar en él todas las webs que quepan y pueda servir al mismo tiempo. Uno de los problemas del hosting tradicional es que muchas veces el servidor que aloja a tu sitio, aloja a 50 o 100 sitios más, cada uno con necesidades diferentes, falla de vez en cuando y tienes que estar comunicándote con soporte para que revisen el asunto.

Otro de los problemas, relacionado con el primero es que muchos hostings tienen cláusulas de término de contrato relacionadas con el % de tiempo de procesador, lo que en la mayoría de los casos implica el cierre de contrato.

También están las limitantes de dominios, subdominios, bases de datos impuestas arbitrariamente por el dueño del hosting.

Por las tres razones arriba expuestas (fallas, cierres repentinos y limitantes) es bastante conveniente invertir en un VPS, sobre todo si necesitas cierta libertad y tener todos tus sitios unidos o contar con un blog más seguro que no caiga cada dos días.

Lo que implica tener un VPS.

Pero un VPS implica un cambio de paradigma. Manipular un hosting no es como manipular un VPS, no se trata de un FTP y ya.

Aunque hay VPS’ con muchos paneles para administrar un servidor hay que tener buen manejo del sistema operativo, si vas a usar un VPS con Linux, haberlo utilizado en el pasado. El mantenimiento de tu VPS depende de ti pero si has usado el sistema operativo antes no debieras tener problemas. Si tu sitio no anda bien, será mejor que lo revises por ti mismo.

Hay paneles especiales para servidores como Webmin que generalmente están instalados, a veces está WHM, que es un gestor para revendedores de hosting, útil incluso si no vas a revender nada para gestionar tus distintos dominios. Algunos servicios ofrecen la instalación de gestores de hosting comunes como CPanel o DirectAdmin siempre por un valor adicional igual que WHM.

Pero con un VPS a pesar de requerir más trabajo, tiene demasiadas ventajas, todos los problemas enumerados antes con un hosting tradicional ya no existen.

Por precio conviene bastante, sobre todo si lo contratas en Estados Unidos donde en general las tarifas son más reducidas que en España y América Latina (desde 5 dólares al mes en adelante). Un blog no requiere grandes capacidades de procesador ni de memoria RAM (con 128 MB) ya está bien, eso sí, depende del tráfico pero si te hace falta más memoria siempre puedes contratar más.

Si te gustó la idea de tener tu propio servidor ya estás listo para cotizar. Si tienes alguna duda, pregunta en los comentarios.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Servidores.




Deja un comentario