Los micro computadores


La más potente supercomputadora puede ser del tamaño de un cubito de azúcar y tener más energía eficiente de la que tú puedes imaginar.

Investigadores en el Laboratorio de IBM en Zurich, han desarrollado un prototipo de supercomputadora llamado Aquasar, que usa el principio de refrigeración por agua para mantener al sistema lejos del recalentamiento.

El Aquasar tiene un tamaño normal de computadora, no hay nada pequeño acerca de eso. Pero IBM piensa que la tecnología de refrigeración por agua ha probado efectivamente el funcionamiento de esta supercomputadora así como en máquinas más pequeñas.

Los procesadores en nuestros tiempos se ponen muy calientes y deben ser enfriados, usualmente por aire. IBM encontró que usando agua para enfriar los procesadores es 4,000 veces más eficiente que usar el aire.

En realidad, cerca del 50% del consumo de energía del centro de procesamiento de datos y la fibra de carbono, hoy sólo alimentan los sistemas necesarios de enfriamiento para mantener a los procesadores lejos del recalentamiento.

Dimos Poulikakosis es la cabeza del Laboratorio de Termodinámica en Nuevas Tecnologías, ETH en Zurich. Su equipo de investigadores trabajó con IBM para ayudarlos a desarrollar Aquasar.

“Con Aquasar, hicimos una importante contribución para desarrollar sostenibles ordenadores de alto rendimiento y sistemas de computación” declaró en una nota de prensa de IBM. “En el futuro será importante medir cuán eficiente es una computadora por watt y por gramo, dependiendo de su equivalente en producción CO2” afirmó.

En IBM el sistema de refrigerado de agua (o water-cooling system), los procesadores y otras partes en la computadora son congeladas con agua que no pasa de los 140 grados Fahrenheit.

Aun así es caliente, pero suficiente para mantener a las computadoras lejos del recalentamiento. Siempre y cuando los procesadores estén muy por debajo de los 185 grados Fahrenheit, el sistema operará de manera normal.

Esta agua corre por todo el sistema de la computadora en lo que IBM llama “micro-canales líquidos que enfrían”, pero son esencialmente pequeños tubos llenos de agua. Cada procesador en la computadora tiene estos tubos unidos directamente a ellos, entonces ninguno se recalienta.

IBM declaró que Aquasar es casi 50% más eficiente que cualquier supercomputadora potente.

Bruno Michel, de los Laboratorios de IBM en Zurich, manifestó que la eficiencia de la energía de una supercomputadora es mucho más importante de lo que solía ser. “En el futuro, las computadoras serán dominadas por costos de energía, para ejecutar un centro de procesamiento de datos puede costar más que elaborar uno” agregó.

IBM dijo que es más importante para las supercomputadoras volverse más eficientes en energía no sólo para ahorrar dinero, sino porque deben ayudar al medio ambiente. Cerca del 2% de la energía mundial es consumida por elaborar y hacer funcionar un equipo informático.

Hasta hace poco, la supercomputadora más poderosa del mundo podía realizar alrededor de 770 millones de operaciones de cálculo por segundo a un costo de un watt de potencia.

El prototipo de Aquasar lo superó, haciendo mil millones de operaciones por segundo. Ahora la tarea es reducirla más.

Mark Stromberg es el principal investigador de Gartner.Él postula lo siguiente: “Tenemos actualmente construido este sistema Aquasar, el único rack lleno de procesadores. Nosotros planeamos que 10 a 15 años desde ahora, podemos superar tal sistema en un cubito de azúcar, es decir, vamos a tener una supercomputadora en un cubito de azúcar” declaró.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Computadores.




Deja un comentario