Mi opinión de IT Doesn’t Matter


El artículo expone el tema sobre al auge que han tenido las Tecnologías de Información en los Negocios en todo el mundo, y como este auge empieza a decaer, basado en el auge que han tenido otras tecnologías que han acelerado el crecimiento de los Negocios a nivel mundial en sus respectivas épocas. El autor también indica como estas Empresas de TI deben enfocarse para que sigan generando un valor al Negocio, y como las estrategias de inversión en TI se deben cambiar drásticamente.

Los siguientes son los antecedentes tecnológicos que permiten entender el auge de TI:
– En 1965 se invertía menos del 5% del presupuesto de la empresa promedio en EU para proyectos de TI.
– Para 1980, cuando surge la comercialización de las PCs la inversión sube al 15%.
– Para los 90s, le inversión sube al 30%.
– Y para final de la década de los 90s, la inversión es casi el 50%.
– Actualmente no se menciona el porcentaje de inversión, pero el autor comenta que es muy difícil intercambiar en general un dólar o un euro sin el apoyo de una computadora.

Es importante resaltar que este auge no fue solo en una percepción económica, sino también en una percepción social. Ya que al inicio de la comercialización de TI, las computadoras se percibían como maquinas de escribir o calculadores electrónicos, y estaban más enfocadas para secretarias y contadores en las empresas. Rara vez un directivo utilizaría una computadora. En la actualidad los sistemas de software están enfocados para automatizar desde las tareas operativas hasta las actividades directivas. Como ejemplos podríamos señala: sistemas transaccionales para registrar información del día con día de operaciones del negocio, pero también esta información ya procesada y clasificada estadísticamente se convierte en tableros de tomas de decisiones de negocio, como indicadores clave de desempeño del negocio (KPIs), que los directivos y ejecutivos consumen para la toma de decisiones críticas sobre la empresa.

Sin embargo, este auge tecnológico comienza a masificarse. Esto significa que aunque sigue teniendo un verdadero valor estratégico dentro del Negocio, la implementación básica tecnológica comienza a comercializarse a un costo menor. Lo cual permite que se convierta en tecnología alcanzable para todos. Y surge el verdadero paradigma de Alineación de TI con el Negocio. Porque quien no pueda dar una ventaja estratégica con su infraestructura de TI, no generara valor para el Negocio, y de ahí el título del artículo “Las TI no importan”. En otras industrias crear o generar una tecnología propietaria les permite tener esa ventaja de negocio sobre sus competidores, y esa tecnología propietaria les conviene mantenerla única y no replicable. En el enfoque actual de TI, esa ventaja no surge de las tecnologías propietarias sino de una infraestructura tecnología comunicable o integrada, que todos puedan utilizar con mínima inversión, ya que si tuvieran que pagar altos costos para utilizarla cada quien terminaría generando sus tecnologías propietarias y no existiría interconexión entre los negocios. Lo ha cambiado como se realizan negocios a nivel mundial.
El autor también explica como las Organizaciones de TI se están transformando en compañías que procesan la tecnología para generar un servicio con valor de negocio, y de esa forma poder entender que las TI son entradas en un proceso que las transforma en algo que tiene un valor para el negocio. Yo coincido con el autor, ya que estos indicadores se están presentando en la industria, ya encuentras que el mismo software o hardware que antes costaba mucho ahora está bajando de precio, y todos los procesos relacionados también están bajando de costo. Esta tendencia se está dando de varias formas, ya sea por simplificar los procesos o porque toman menos recursos para realizarlos. Otra vez, llegamos a la conclusión que una correcta alineación de TI y Procesos de Negocio darán la ventaja estratégica a las compañías en el mercado mundial. Algo muy interesante es que esta Materia Prima de “TI” tiende a ser invisible y su costo prácticamente cero. Es el ejemplo de un byte, un byte no cuesta, pero otro tema es procesarlo para darle valor a esa información.

Sobre el autor:
Nicholas Carr escribe sobre las implicaciones sociales, económicas y empresariales de la tecnología. Es autor del libro “The Big Switch: Rewiring the World, from Edison to Google”, este libro es referencia común en el tema de Computo en la Nube. Y también escribió “IT Doesn´t Matter”, este artículo es un abstracto de ese libro.
Nicholas es un exponente en el MIT, Harvard, Wharton, Kennedy School of Goverment, NASA, y Federal Reserve Bank of Dallas.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Opinión.




Deja un comentario