Modelo de diseño de tres capas


Es necesario un enfoque sistemático cuando se deben unir varios lugares. Una solución jerárquica con tres capas ofrece muchas ventajas.

Imagine una empresa que opera en todos los países de la Unión Europea y que tiene un sucursal en cada ciudad con una población superior a 10000 habitantes. Cada sucursal tiene una LAN, y la empresa ha decidido interconectar los sucursales. Claramente, no es posible hacer una red en malla porque serían necesarios casi 500.000 enlaces para los 900 centros. Una estrella simple sería muy difícil de implementar porque necesita un router con 900 interfaces en el hub o una sola interfaz que transporte 900 circuitos virtuales a una red conmutada por paquetes.

Es mejor considerar un modelo de diseño jerárquico. Un grupo de LAN ubicadas en cierta área se interconectan, entonces, se interconectan varias áreas para formar una región, y varias regiones se interconectan para formar el núcleo de la WAN.

El área puede basarse en el número de ubicaciones que se debe conectar con un límite máximo entre 30 y 50. El área tendría una topología en estrella, con los hubs de las estrellas conectados para formar la región.

Las regiones pueden ser geográficas, conectando entre tres y diez áreas, y el hub de cada región puede tener un enlace punto a punto.

Este modelo de tres capas sigue el diseño jerárquico de los sistemas telefónicos. Los enlaces que conectan los distintos sitios en un área que ofrece acceso a la red de la empresa se llaman enlaces de acceso o capa de acceso de la WAN. Los enlaces de distribución distribuyen el tráfico entre las áreas. Se envía el tráfico a los enlaces núcleo para su transferencia a otras regiones cuando es necesario.

Esta jerarquía a menudo es útil cuando el tráfico de red refleja la estructura de los sucursales de la empresa y se subdivide en regiones, áreas y sucursales. También es útil cuando hay un servicio central al que todos los sucursales deben tener acceso, pero los niveles de tráfico son insuficientes para justificar la conexión directa de la sucursal al servicio.

La LAN del centro del área puede tener servidores que provean servicio local y del área. Según los volúmenes y tipos de tráfico, las conexiones de acceso pueden ser por acceso telefónico, alquiladas o de Frame Relay. El Frame Relay facilita el enmallado para la redundancia sin requerir de conexiones físicas adicionales. Los enlaces de distribución pueden ser de Frame Relay o ATM y el núcleo de la red puede ser ATM o de línea alquilada.

Otros modelos con diseño de capa

Muchas redes no requieren la complejidad de una jerarquía completa de tres capas. Se pueden utilizar jerarquías más sencillas.

Una empresa con muchas sucursales relativamente pequeñas que requiere un tráfico entre sucursales mínimo puede elegir un diseño de una sola capa. Históricamente, esto no ha sido popular debido a la longitud de las líneas alquiladas. Frame Relay posibilita esta solución de diseño, ya que las tarifas no dependen de la distancia.

Si existe la necesidad de concentración geográfica, un diseño de dos capas es adecuado. Esto produce un patrón de “estrella de estrellas”. Una vez más, si el patrón elegido se basa en la tecnología de línea alquilada, será considerablemente distinto al patrón basado en la tecnología de Frame Relay.

Al planear las redes más sencillas, aún se debe considerar el modelo de tres capas ya que ofrece una mejor escalabilidad de la red. El hub en el centro del modelo de dos capas es también un núcleo, pero no tiene otros routers núcleo conectados a él. De la misma forma, en una solución de una sola capa, el hub del área sirve como hub regional y como hub núcleo. Esto permite un crecimiento rápido y fácil en un futuro ya que se puede reproducir el diseño para agregar nuevas áreas de servicio.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Conectividad y Redes.




Deja un comentario