Mounting an NFS Volume (manual administración de redes con Linux)


Permite una señal para interrumpir una llamada a NFS. Es útil parar abortar cuando el el servidor no responde.
Salvo rsize y wsize , todas estas opciones se aplican a la conducta del cliente si el servidor debe volverse temporalmente inaccesible. Trabajan juntos de la manera siguiente: Siempre que el el cliente envía una demanda al servidor de NFS, espera que el funcionamiento haya terminado después de un intervalo dado (especificado en la opción timeout). Si no se recibe confirmación dentro de este tiempo, ocurre una nueva espera llamada minor timeout, y la operación se reintenta con el tiempo de expiración duplicado. Después de un tiempo de expiración máximo de 60 segundos ocurre un major timeout.
Por defecto, una interrupción mayor causa que el cliente envíe un mensaje a la consola y empieza de nuevo, esta vez con un tiempo de expiración doble. Potencialmente, esto podría continuar para siempre. Los volúmenes que reintentan obstinadamente reintentan el funcionamiento hasta que el servidor esté nuevamente disponible se llaman de montaje físico. La variedad opuesta, llamada de montaje lógico, genera un error de E/S para el proceso que llama siempre que ocurra un time-out. Debido a la escritura desde el caché, esta condición de error no se propaga hacia el proceso por sí mismo antes de llamar la función write otra vez, así el programa nunca está seguro que una operación de escritura sobre un volumen montado lógicamente se ha completado.

Si usted monta física o lógicamente un volumen depende parcialmente de su gusto, pero también del tipo de información al que quiere acceder desde un volumen. Por ejemplo, si usted monta sus programas X por NFS, usted ciertamente no querría que su sesión X sea frenética solo porque alguien trajo que alguien plantó la red lanzando siete copias de DOOM al mismo tiempo o jalando la conección Ethernet por un momento. Por el montaje físico del directorio que contiene estos programas, usted asegura que su computadora espera hasta que pueda restablecer el contacto con sus servidor NFS. Por otro lado, los datos non-críticos como las particiones de las noticias montadas sobre NFS o archivos de FTP también pueden ser montadas lógicamente, así si la máquina remota está temporalmente inaccesible o apagada, no cuelga su sesión. Si su conexión de red al servidor está. Si su conexión de la red al servidor es dificultosa o pasa por un router cargado, usted puede cualquiera aumentar la interrupción inicial que usa la opción timeo o el montaje físico. Los volúmenes NFS son montados físicamente por defecto.
El montaje físico presenta un problema porque por defecto el funcionamiento no es interrumpible. Así, si un proceso intenta, por ejemplo, una escritura en un servidor remoto y ese servidor es inalcansable, la aplicación del usuario se cuelga y el usuario no puede hacer nada sino abortar la operación. Si usted usa la opción intr en conjunto con un montaje físico, muchas señales recibidas por el proceso interrumpen la llamada a NFS así que los usuarios pueden aún abortar los accesos a los archivos colgados y reasumir el trabajo (aunque sin grabar el archivo).
Usualmente, el demonio rpc.mountd en una manera u otra rastrean cuáles directorios han sido montado por qué nodos. Esta información puede ser mostrada usando el programa showmount que también está incluído en el paquete NFS servidor.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Conectividad y Redes.




Deja un comentario