Ondas


Una onda es energía que circula de un lugar a otro. Hay muchos tipos de ondas, pero es posible describirlas
todas con vocabulario similar.

Es útil pensar en las ondas como disturbios. Un cubo de agua completamente quieto no tiene ondas, porque no hay disturbios. Por el contrario, el océano siempre presenta algún tipo de onda (las olas) detectable
debido a los disturbios provocados por el viento y la marea.

Las olas del océano se pueden describir en función de su altura, o amplitud, que se podría medir en metros.
También se pueden describir en función de la frecuencia con la que llegan a la orilla, usando período y
frecuencia. El período de las olas es el tiempo que transcurre entre cada ola, medida en segundos. La frecuencia es la cantidad de olas que l ega a la orilla por segundo, medida en hertz. Un hercio equivale a una ola por segundo, o un ciclo por segundo.

Los profesionales de redes están particularmente interesados en las ondas de voltaje en medios de cobre, las ondas de luz en fibras ópticas, y los campos alternos eléctricos y magnéticos que se denominan ondas
electromagnéticas. La amplitud de una señal eléctrica también representa su altura, pero se mide en voltios(V) en lugar de metros (m). El período es la cantidad de tiempo que lleva cumplir un ciclo, medida en segundos. La frecuencia es la cantidad de ciclos completos por segundo, medida en hertz.

Si se general deliberadamente un disturbio con una duración fija y predecible, éste se llama pulso. Los pulsos son una parte importante de las señales eléctricas porque son la base de la transmisión digital. El patrón de los pulsos representa el valor de los datos que están siendo transmitidos.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Conectividad y Redes.




Deja un comentario