Poleas para cableado de redes


Las poleas se utilizan en tendidos de cables largos y abiertos para sostener los cables y para evitar que se arrastren sobre superficies que podrían dañar el revestimiento de los mismos. También se utilizan en superficies que podrían dañarse al pasar un cable. Las poleas se utilizan para el tendido de cables en línea recta para soportar el peso del cable y reducir la fricción generada por la tracción. Las poleas también pueden ayudar para efectuar compensaciones menores en el tendido del cable. La Figura 1 muestra un tendido de cable que utiliza poleas.
Las poleas se utilizan cuando se tiende el cable a mano o cuando se utiliza un pasador de cable o malacate. Cuando la curva en el tendido excede los 45 grados, se debe utilizar una rueda de giro.
Las poleas se utilizan en tendidos de varios cables de red y de cables backbone pesados. Se pueden utilizar poleas livianas en tendidos de cables de red, mientras que para los cables backbone se deben utilizar las de servicio pesado. Las poleas para cable backbone tienen una estructura más grande y la rueda posee un diámetro mayor.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Conectividad y Redes.




Deja un comentario