Precauciones en el tendido de cableado de redes horizontal


Es importante que no se dañe el cable o su revestimiento cuando se tira de él. La tensión excesiva o las curvas pronunciadas que excedan el radio de acodamiento puede disminuir la capacidad del cable para transportar datos. Instaladores situados a lo largo del trayecto de tracción deben controlar que no haya obstáculos o lugares de posibles enganchamientos antes de que el daño ocurra.
Se deben tomar varias medidas de precaución al tender un cableado horizontal:
• A medida que el cable ingresa al conducto, puede quedar atrapado o rasparse al final del mismo. Use una protección plástica o cubierta en el conducto para evitar este tipo de daños al revestimiento.
• La tracción excesiva en torno a curvas de 90 grados puede hacer que el cable se aplane, aun cuando se usen ruedas de giro y poleas. Si la tensión de tracción es excesiva, acorte la distancia de tracción y hágalo en varias etapas. La tensión de tracción para cables de par trenzado no debe superar los 110 N (25 lb f) y para los de fibra óptica, los 222 N (50 lb f)
• Cuando se utiliza un pasador de cable o malacate para traccionar, es importante tirar suavemente y sin parar. Después de comenzar a tirar, trate de continuar hasta haber terminado. Detenerse y comenzar de nuevo puede someter al cable a una tensión adicional.

Califica este Artículo
5 / 5 (1 votos)

Categoría: Conectividad y Redes.




Deja un comentario