Procesadores Core i7 e i5 de Intel


Intel, la empresa de semiconductores estadounidense mundialmente conocida por sus procesadores, ha presentado los nuevos modelos basados en la novedosa arquitectura Lynnfield y dirigidos al mercado de los ordenadores de sobremesa. Dos nuevos miembros que vienen a sumarse a los ya existentes de la familia Core i7, los Intel Core i7 870 y 860, además del debut de la nueva familia Core i5 con el procesadorIntel Core i5 750.Los nuevos procesadores han sido desarrollados bajo la arquitectura Lynnfield de 45 nanómetros e incorporan una serie de cambios respecto a su predecesora, la arquitectura Nehalem. Para empezar, todos los procesadores han sido diseñados para la nueva plataforma Intel P55 que ya integran algunasplacas base de Asus. Este nuevo chipset viene acompañado del nuevo socket LGA1156, que viene a sustituir al LGA1336 que utilizan los actuales Intel Core i7 900.También son comunes a todos los modelos la distribución de cuatro núcleos por procesador, con la salvedad de que el nuevo Intel Core i5 750 no incorporará la tecnología HyperThreading que sí integran los Intel Core i7 870 y 860. La mencionada tecnología dota de dos hilos de procesamiento por núcleo, aumentando el rendimiento del procesador en 28%.

De esta forma, el propio sistema operativo detectará la presencia de ocho núcleos en lugar de los cuatro existentes en el caso de los Core i7, al contrario que en su hermano menor. De lo que se desprende de forma evidente, que el Intel Core i5 750 será el procesador con menor rendimiento y, por ende, tendrá un coste menor.Otra de las novedades que incorporan los nuevos integrantes de la familia de Intel, es el controlador de memoria integrado en el propio procesador. Apoyado por una memoria caché de nivel 3 de 8 MB, el propio procesador gestionará de forma directa la comunicación con los datos almacenados en memoria RAM, ganando un valioso tiempo en la ejecución de instrucciones, tratando de evitar los insidiosos cuellos de botella. El nuevo controlador puede gestionar hasta dos canales de memoria bajo la especiaficación DDR3con una tasa de refresco de 1.333 MHz.Los nuevos procesadores incorporan un nuevo juego de instrucciones, agrupadas todas ellas bajo la denominación SSE4. Éstas mejoran significativamente el rendimiento en aplicaciones multimedia y que exijan una gran exactitud en operaciones matemáticas de gran complejidad. Cada una de las nuevas instrucciones de 128 bits es ejecutada por cada ciclo de reloj, subiendo el listón en niveles de eficiencia en el procesamiento de aplicaciones. Claro está, para el correcto aprovechamiento del potencial del ordenador en su conjunto, las aplicaciones han de estar optimizadas para SSE4.La última de las novedades introducidas en la nueva arquitectura Lynnfield con cierto sabor añejo, es la denominada Intel Turbo Boost. Mediante la misma, el propio procesador detecta la potencia necesaria en cada momento. En función de esto, variará su frecuencia de reloj, produciéndose una especie de overclocking automático. De esta forma, la frecuencia nativa del Intel Core i5 750 de 2,66 GHz puede incrementarse hasta los 3,20 GHz. Del mismo modo, los 2,8 y 2,93 GHz de los Intel Core i7 860 y 870 podrían alcanzar los 3,46 6 3,60 GHz respectivamente.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Procesadores.




Deja un comentario