Protocolo Internet (IP)


Existen dos tipos de servicios de envío: los no orientados a conexión y los orientados a conexión. Estos dos
servicios son los que realmente permiten el envío de datos de extremo a extremo en una internetwork.

La mayoría de los servicios utilizan sistemas de entrega no orientados a conexión. Es posible que los diferentes paquetes tomen distintas rutas para transitar por la red, pero se reensamblan al llegar a su destino. En un sistema no orientado a conexión, no se comunica con el destino antes de enviar un paquete. Una buena comparación para un sistema no orientado a conexión es el sistema postal. No se comunica con el destinatario para ver si aceptará la carta antes de enviarla. Además, el remitente nunca sabe si la carta llegó a su destino.

En los sistemas orientados a conexión, se establece una conexión entre el remitente y el destinatario antes de que se transfieran los datos. Un ejemplo de redes orientadas a conexión es el sistema telefónico. Se realiza una llamada, se establece una conexión y luego se produce la comunicación.

Los procesos de red no orientados a conexión también se conocen como procesos de conmutación de paquetes A medida que los paquetes se transportan desde el origen al destino, pueden tomar rutas diferentes, y es posible que no lleguen en el mismo orden. Los dispositivos determinan la ruta de cada paquete a base de varios criterios. Algunos de los criterios como, por ejemplo, el ancho de banda disponible, pueden variar de un paquete a otro.

Los procesos de red orientados a conexión también se conocen como procesos de conmutación de circuitos. Primero se establece una conexión con el destinatario, y de allí comienza la transferencia de datos. Todos los paquetes viajan en secuencia a través del mismo circuito físico o virtual.

IP es el principal protocolo ruteado, pero no el único. TCP agrega a IP servicios de Capa 4 confiables orientados a conexión.

Anatomía de un paquete IP

Los paquetes IP constan de los datos de las capas superiores más el encabezado IP. El encabezado IP está formado por lo siguiente:

– Versión: Especifica el formato del encabezado de IP. Este campo de cuatro bits contiene el número 4 si el encabezado es IPv4 o el número 6 si el encabezado es IPV6. Sin embargo este campo no se usa para distinguir entre ambas versiones, para esto se usa el campo de tipo que se encuentra en el encabezado de la trama de capa 2.

– Longitud del encabezado IP (HLEN): Indica la longitud del encabezado del datagrama en palabras de 32 bits. Este número representa la longitud total de toda la información del encabezado, e incluye los dos campos de encabezados de longitud variable.

– Tipo de servicio (TOS): Especifica el nivel de importancia que le ha sido asignado por un protocolo de capa superior en particular, 8 bits.

– Longitud total: Especifica la longitud total de todo el paquete en bytes, incluyendo los datos y el encabezado, 16 bits. Para calcular la longitud de la carga de datos reste HLEN a la longitud total.

– Identificación: Contiene un número entero que identifica el datagrama actual, 16 bits. Este es el número de secuencia.

– Señaladores: Un campo de tres bits en el que los dos bits de menor peso controlan la fragmentación. Un bit especifica si el paquete puede fragmentarse, y el otro especifica si el paquete es el último fragmento en una serie de paquetes fragmentados.

– Desplazamiento de fragmentos: usado para ensamblar los fragmentos de datagramas, 13 bits.

Este campo permite que el campo anterior termine en un límite de 16 bits.

– Tiempo de existencia (TTL): campo que especifica el número de saltos que un paquete puede recorrer. Este número disminuye por uno cuando el paquete pasa por un Router. Cuando el contador llega a cero el paquete se elimina. Esto evita que los paquetes entren en un loop (bucle) interminable.

– Protocolo: indica cuál es el protocolo de capa superior, por ejemplo, TCP o UDP, que recibe el paquete entrante luego de que se ha completado el procesamiento IP, ocho bits.

– Checksum del encabezado: ayuda a garantizar la integridad del encabezado IP, 16 bits.

– Dirección de origen: especifica la dirección IP del nodo emisor, 32 bits.

– Dirección de destino: especifica la dirección IP del nodo receptor, 32 bits.

– Opciones: permite que IP admita varias opciones, como seguridad, longitud variable.

– Relleno: se agregan ceros adicionales a este campo para garantizar que el encabezado IP siempre sea un múltiplo de 32 bits

– Datos: contiene información de capa superior, longitud variable hasta un de máximo 64 Kb.

Aunque las direcciones de origen y destino IP son importantes, los otros campos del encabezado han hecho
que IP sea muy flexible. Los campos del encabezado contienen las direcciones origen y destino del paquete y generalmente incluyen la longutid del mensaje. La información para enrutar el mensaje también está incluída en el encabezado de IP, el cual puede ser largo y complejo.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Conectividad y Redes.




Deja un comentario