Prueba de fibra óptica


Un enlace de fibra óptica consta de dos fibras de vidrio separadas que funcionan como recorridos de datos
independientes. Una fibra transporta las señales transmitidas en una dirección, en tanto que la otra transporta señales en dirección contraria. Cada fibra de vidrio está cubierta por un revestimiento que no
permite el paso de la luz, por lo tanto los cables de fibra óptica no presentan problemas de diafonía. La
interferencia eléctrica desde el exterior, o ruido, no afecta los cableados de fibra óptica. Se produce atenuación en los enlaces de fibra óptica, pero en menor medida que en los cables de cobre.

Los enlaces de fibra óptica están sujetos al equivalente óptico de la discontinuidad en la impedancia de UTP. Cuando la luz encuentra una discontinuidad óptica, tal como una impureza en el vidrio o una microfractura, parte de la señal de luz se refleja en la dirección opuesta. Esto significa que sólo una fracción de la señal de luz original continuará su recorrido por la fibra en su camino hacia el receptor. Como consecuencia, el receptor recibe una energía luminosa menor, lo que dificulta el reconocimiento de la señal. Al igual que con el cable UTP, los conectores mal instalados son la principal causa del reflejo de luz y de la pérdida de potencia de la señal en las fibras ópticas.

Como el ruido ya no es un problema en las transmisiones por fibra óptica, el problema principal en un enlace de fibra óptica es la potencia con la que una señal luminosa llega hasta el receptor. Si la atenuación debilita la señal luminosa en el receptor, se producirán errores en los datos. Las pruebas de cables de fibra óptica implican principalmente recorrer la fibra con una luz y medir si la cantidad de luz que llega al receptor es suficiente.

EEn un enlace de fibra óptica, se debe calcular la cantidad aceptable de pérdida de potencia de señal que
puede ocurrir sin que resulte inferior a los requisitos del receptor. A este cálculo se le conoce como
presupuesto de pérdida del enlace óptico. Un instrumento para probar fibra, conocido como fuente de luz y
medidor de potencia, verifica si el presupuesto de pérdida del enlace óptico ha sido excedido. Si la fibra falla
la prueba, se puede usar otro instrumento para probar cables para indicar donde ocurren las discontinuidades ópticas a lo largo de la longitud del enlace de cable. Un TDR óptico conocido como OTDR es capaz de localizar estas discontinuidades. Por lo general, el problema tiene que ver con conectores mal unidos. El OTDR indicará la ubicación de las conexiones defectuosas que se deberán reemplazar. Una vez corregidas las fallas, se debe volver a probar el cable.

Califica este Artículo
1 / 5 (1 votos)

Categoría: Conectividad y Redes.




Deja un comentario