Qué es X.25


Debido al costo de las líneas alquiladas, los proveedores de telecomunicaciones introdujeron las redes conmutadas por paquetes utilizando líneas compartidas para reducir los costos. La primera de estas redes conmutadas por paquetes se estandarizó como el grupo de protocolos X.25. X.25 ofrece una capacidad variable y compartida de baja velocidad de transmisión que puede ser conmutada o permanente.

X.25 es un protocolo de capa de red y los suscriptores disponen de una dirección en la red. Los circuitos virtuales se establecen a través de la red con paquetes de petición de llamadas a la dirección destino. Un número de canal identifica la SVC resultante. Los paquetes de datos rotulados con el número del canal se envían a la dirección correspondiente. Varios canales pueden estar activos en una sola conexión.

Los suscriptores se conectan a la red X.25 con una línea alquilada o con una conexión de acceso telefónico. Además, las redes X.25 pueden tener canales preestablecidos entre los suscriptores que proveen un PVC.

X.25 puede resultar muy económica porque las tarifas se calculan con base en la cantidad de datos enviados y no el tiempo de conexión ni la distancia. Los datos se pueden enviar a cualquier velocidad igual o menor a la capacidad de conexión. Esto ofrece más flexibilidad. Las redes X.25 por lo general tienen poca capacidad, con un máximo de 48 kbps. Además, los paquetes de datos están sujetos a las demoras típicas de las redes compartidas.

En los Estados Unidos, la tecnología X.25 ya no está ampliamente disponible como una tecnología WAN. Frame Relay ha reemplazado a X.25 en muchos sitios donde se encuentran los proveedores de servicios.

Las aplicaciones típicas de X.25 son los lectores de tarjeta de punto de venta. Estos lectores utilizan X.25 en el modo de conexión telefónica para validar las transacciones en una computadora central. Algunas empresas usan también las redes de valor agregado (VAN) basadas en X.25 para trasmitir facturas, pólizas de embarque y otros documentos comerciales usando el Intercambio electrónico de datos (EDI). Para estas aplicaciones, el bajo ancho de banda y la alta latencia no constituyen un problema, porque el bajo costo de X.25 lo compensa.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Conectividad y Redes.




Deja un comentario