Monitor Samsung BX2050, BX2250, BX2350


Normalmente no hacemos reviews de monitores simplemente porque no son muy tenidos en cuenta en el ambiente de los reviews pero, curiosamente, es el medio por el cual interactuamos todo el día con la PC ¿como no va a ser importante?

Hoy les presentamos la nueva línea de Samsung de monitores LED full HD (1920 x 1080) con contraste dinámico bastante amplio (oficialmente 5,000,000:1) y con un refresco de apenas 2ms (más adelante explico esto)

Bueno, los invito a ver el review y esperemos ofrecerles más de este estilo a futuro.

Intro

Samsung hace años que es uno de los más grandes fabricantes de monitores y pantallas así que no es de extrañar que esté tomando una posición bastante fuerte en el mercado de monitores de LCD y más aun en los LED.

La línea BX incluye tres modelos, BX2050, BX2250 y BX2350 siendo el número el tamaño en pulgadas diagonal de cada uno, en Tecnogeek probamos el de 23″ que es el más grande pero básicamente no hay grandes diferencias entre esos tamaños, es tan sólo a gusto del consumidor

Diseño

El estilo de Samsung para sus nuevos monitores es elegante, la base es bastante cómoda y los bordes de acrílico le dan un estilo diferente. Obviamente algo que me pasa en lo personal con las pantallas “Glossy” es que no soporto los brillos, en este caso lo único glossy es el armazón porque la pantalla es opaca como me gusta para ver fijo, son las mejores.

La base es plateada y los bordes negros y transparentes, plástico todo pero no da ninguna impresión de baja calidad, es bastante aceptable toda su construcción. La parte posterior es rugosa con un diseño interesante de canaletas y el logo de Samsung.

Los botones son touch, sin superficie, estan ubicados en el borde inferior, sólo rozando el acrílico ya funcionan, pero son algo imprecisos. La luz de funcionamiento es un led azul y la fuente es pequeña y elegante.

El cableado es limitado ya que se utiliza HDMI y un pequeño cable de 12V para la fuente por lo que es más fácil de manejar que con cables VGA o DVI que son mucho más gruesos, el HDMI es más “maleable”.

El grosor de la pantalla es de tan sólo 19mm pero la base ocupa su espacio (cuanto más grande, más base necesitan), unos 21cm, más teclado creo que en un espacio de 45 cm se puede trabajar perfectamente con este monitor.

Imagen

El contraste es una de las claves de Samsung, el contraste dinámico es de una relación de 5000000:1 que se podría traducir en “bestial”, y uno estático de 1,000:1 (bastante normal) para los que quieran entender un poco más del tipo de contraste estático vs dinámico les recomiendo este viejo artículo de nuestra autoría.

Un detalle excelente es el ángulo de visión, de 170° a 160° con un brillo de 250 cd/m2

1920×1080 en un monitor de 23″ puede sonar perfecto para ver películas pero ¿que tal para todo lo demás? En las fotos pueden apreciar mi viejo pero perfecto LG LX40 de 17″ a 1280×1024, el tamaño del pixel es bastante menor al del BX2350, es decir, un monitor con algo más de 3 años es más “preciso” en el tamaño del pixel que uno del 2010 y eso se nota bastante al tener uno al lado del otro.

Esto significa que si buscaban un monitor para trabajar el BX2350 es ideal para edición de video o ver películas pero no para desarrollo o navegación, a corta distancia el tamaño del pixel resulta molesto, es una diferencia de un 15% en tamaño y se nota a corta distancia, en cambio cuando uno ve una película a una distancia superior a 50cm la calidad de imagen del BX2350 es la esperada.

Cuando hablamos de un refresco de imagen de 2ms varía bastante de fabricante a fabricante, en teoría es la velocidad de refresco de cada pixel. Un monitor de los “viejos” de pantalla de tubo tiene un refersco fabulosamente rápido, pero con todas las desventajas de esos montiores. Los LCD y LED-LCD tienen la ventaja de no acribillar la vista con rayos catódicos pero un refresco mucho más lento.

Esto se traduce en imagen “fantasma” al ver un deporte o escena de acción de una película o simplemente imposible jugar un juego de acción. A partir de los 10ms en adelante este efecto es cada vez más notable hasta transformarse en odioso. 2 milisegundos son una respuesta genial para jugar y ver películas, así que en ese sentido el monitor aprueba completamente.

Un detalle negativo que sufrí fue al usarlo como segundo monitor. La imagen, en su máxima resolución, no cubría el 100% de la pantalla. No encontré la solución. Esto impedía que los caracteres en pantalla se viesen correctamente ya que escalaba la imagen, no entendí que pasaba, ningún cambio de configuración mejoró esto. Sólo utilizándolo como monitor principal logré una calidad de imagen óptima, nunca me había sucedido esto pero es algo que puede suceder, no se si el problema está en mi placa de video o en el monitor, no encontré información suficiente para resolverlo.

Conectividad y accesorios

Esta línea de Samsung tiene un par de detalles que no son muy comunes, primero que nada es evidente la idea de usarlo casi como televisor, las dos entradas principales son… HDMI! así es, no hay DVI pero sí VGA, rarísimo, no se quien usaría VGA hoy en día para ver HD, pero no creo que pueda, y para HDMI los que poseemos placas con salidas dobles DVI tenemos que usar un adaptador como este:

No son caros pero se me antoja innecesario ¿por qué dos HDMI? si es un monitor se supone que la idea es que lo conectemos a una PC pero al parecer en Samsung consideran que las PCs de escritorio estan desapareciendo así que sólo quedan como opción las notebooks que, ahí sí, sólo tienen slaidas HDMI o VGA, raro pero parece que es la razón por la cual no hay DVI

Lo segundo interesante es la fuente, bien pequeña y fácil de esconder, el LCD funciona con tan sólo 12V así que es una fuente parecida a la de una notebook pero para menos potencia.

Conclusión

El monitor cumple pero no me satisface completamente, llega a un 7 y hasta un 8 pero estaba esperando mayor resolución por parte de un monitor de 23″. Cuando se quedan en 1920×1080 me resulta “poco”, si, soy exagerado, pero no lo crean. La mayoría de las placas de video tope de línea y hasta mainstream también ofrecen resoluciones de hasta 2560×1600 , no pido tanto pero al menos aproximarnos. En nuestro país y en latinoamérica en particular no es tan común encontrarlos y menos a buen precio ¿Full HD? es ridículo en el mundo de las PCs como argumento de venta, es genial para televisión, claro.

Así que el BX2350 depende mucho del uso que le den, en mi caso en particular, para escribir notas, programar y todas las funciones complejas que realizo no me cumple.

Para ver películas y jugar en wide screen está perfecto, el refersco alto y el contraste dinámico se notan y ayudan mucho, el ángulo de visión te permite usarlo como televisor en tu habitación sin problemas y la doble entrada HDMI es perfecta para usar tanto con PC como con una consola de videojuegos (XBox360 o Playstation3), por lo que el segmento queda bien definido.

No es óptimo como segundo monitor pero como monitor principal y en función “multimedia” cumple con lo que promete.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Monitores y Pantallas.




Deja un comentario