Robot que pasa obstáculos


Muchos robots han sido desarrollados para que puedan superar los obstáculos que se encuentran en el camino, pero de manera similar a los humanos, ninguno ha sabido cómo usarlos para su beneficio. Eso es exactamente lo que hace el HRP-2, capaz de apoyarse en una mesa para sentarse en una silla o para patear una pelota sin perder el equilibrio.A lo largo de los años hemos visto cómo los robots evolucionan y cada vez pueden moverse con más fluidez sobre varios obstáculos. Pero este es tan solo el resultado de años de estudio y mejoras por parte de los técnicos que tuvieron que idear maneras para que el robot pueda superar dichos percances. El HRP-2, desarrollado por el Instituto Nacional de Ciencia Industrial Avanzada y Tecnología en Japón y Industrias Kawada, tiene una mentalidad diferente. Este robot se ayuda de lo que otros podrían considerar un obstáculo y logra otros propósitos.

Casi comparable a un hombre de gran edad, el robot utiliza objetos en el medioambiente para tener mejor equilibrio y patear una pelota o sentarse en una silla. Efectivamente, es capaz de detectar los objetos a su alrededor y calcular cómo utilizarlos para cumplir su objetivo. Esto es un gran avance por el simple hecho de que le evita más trabajo a los mismos desarrolladores. En vez de tener que buscar la manera para que pase cierta prueba, le dan las herramientas para que él mismo lo descifre.

El HRP-2 existe desde hace más de cuatro años y ha estado en desarrollo desde entonces. Los robots de la empresa Kawada son muy populares por saber moverse sobre sus dos piernas y utilizar los brazos correctamente, pero HRP-2 piensa de una manera diferente. Como sus creadores, que explican “Los desarrolladores solo ven los objetos como obstáculos que deben evitarse, pero pueden ayudarnos.” Tal como una persona, este robot usa los objetos de su alrededor para navegar mejor por el ambiente. Por el momento todos estos calculos deben ser ejecutados desde un ordenador externo, ya que el proceso se divide en dos partes. En primer lugar, el software identifica los objetos que rodean al robot y detecta cuáles lo pueden ayudar a completar una tarea. Luego, el sistema calcula una cantidad de poses que el robot podría llevar a cabo para hacer mejor uso de dicho objeto buscando estabilidad. Finalmente, el sistema lleva a cabo el movimiento teniendo en cuenta la fuerza invertida en cada posición para asegurarse de no perder el equilibrio en el proceso.

Como dijimos, vimos muchos robots capaces de vencer obstáculos, pero ninguno de ellos puede solucionar esos problemas por sí mismos, sino que están programados para ser así de hábiles y, obviamente, son impresionantes en todo su derecho. Pero el HRP-2 muestra este otro camino por el que puede avanzar la robótica y será cuestión de tiempo ver hasta dónde los lleva. Por supuesto, esto es una versión muy preliminar de lo que están buscando hacer, pero sin dudas se ve muy prometedor a futuro.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Robótica.




Deja un comentario