Señales en cables de cobre y fibra óptica


En los cables de cobre, las señales de datos se representan por niveles de voltaje que representan unos y ceros binarios. Los niveles de voltaje se miden respecto de un nivel de referencia de cero voltios tanto en el transmisor como en el receptor. Este nivel de referencia se denomina tierra de señal. Es importante que tanto el dispositivo transmisor como el receptor hagan referencia al mismo punto de referencia de cero voltios. Cuando es así, se dice que están correctamente conectados a tierra.

Para que una LAN funcione correctamente, el dispositivo receptor debe poder interpretar con precisión los unos y ceros binarios transmitidos como niveles de voltaje. Como la tecnología actual de Ethernet admite velocidades de miles de millones de bits por segundo, cada bit debe ser reconocido, aun cuando su
duración sea muy breve. Esto significa que es necesario retener lo más posible la potencia original de la
señal, a medida que la señal recorre el cable y atraviesa los conectores. Anticipándonos a protocolos de
Ethernet cada vez más veloces, las nuevas instalaciones de cables se deben hacer con los mejores cables,
conectores y dispositivos de interconexión disponibles, tales como bloques de empuje y paneles de conexión.

Existen dos tipos básicos de cables de cobre: blindados y no blindados. En los cables blindados, el material de blindaje protege la señal de datos de las fuentes externas de ruido, así como de ruido generado por señales eléctricas dentro del cable.

El cable coaxial es un tipo de cable blindado. Se compone de un conductor de cobre sólido recubierto con
material aislante, y luego con un blindaje conductor trenzado. En las aplicaciones LAN, el blindaje trenzado
está conectado a tierra eléctricamente para proteger el conductor interno del ruido eléctrico externo. El
blindaje contribuye además a eliminar la pérdida de la señal, evitando que la señal transmitida se escape del cable. Esto ayuda a que el cable coaxial sea menos sujeto al ruido que los otros tipos de cableado de cobre, pero también lo hace más caro. La necesidad de conectar el blindaje a tierra, así como el tamaño voluminoso del cable coaxial, dificultan su instalación en comparación con otros cables de cobre.

Existen dos tipos de cables de par trenzado: par trenzado blindado (STP) y par trenzado no blindado (UTP).

El cable STP contiene un blindaje conductivo externo conectado eléctricamente a tierra para aislar las
señales del ruido eléctrico externo. El STP utiliza además blindajes metálicos internos que protegen cada par de cables del ruido generado por los otros pares. Al cable STP a veces se lo llama por error par trenzado apantallado (ScTP). ScTP se refiere generalmente a un cable de par trenzado de Categoría 5 o 5E, mientras que STP se refiere a un cable propietario de IBM que contiene solo dos pares de conductores.

El cable ScTP es más caro, más difícil de instalar, y se usa con menos frecuencia que el UTP. El UTP no tiene blindaje y es más susceptible al ruido externo, pero se usa con más frecuencia por ser económico y más fácil de instalar.

El cable de fibra óptica se usa para transmitir señales de datos mediante una tecnología que aumenta y
disminuye la intensidad de la luz para representar unos y ceros binarios. La intensidad de una señal luminosa no disminuye tanto como la intensidad de una señal eléctrica sobre una tramo de igual longitud. Las señales ópticas no se ven afectadas por el ruido eléctrico, y no es necesario conectar la fibra óptica a tierra a menos que la chaqueta contenga un miembro de tensión metálico. Por lo tanto, se suele usar fibra óptica entre edificios y entre pisos de un mismo edificio. A medida que disminuyen los costos y aumenta la demanda de velocidad, es posible que la fibra óptica se use cada vez más en los medios LAN.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Conectividad y Redes.




Deja un comentario