Televisores de plasma


La llegada de nuevos televisores con tecnologías LCD o LED, ha hecho que los televisores de plasma bajen de precio, quedando como un sistema obsoleto y anticuado. Vale que no sea la mejor tecnología ni la que más calidad ofrece, pero…. ¿Por qué sigue creciendo su venta a nivel mundial?

Pues según un estudio de la consultora Quixel Research, los televisores de plasma no está muriendo, sino que su venta ha crecido más de 15% en el último año. Una de las razones más evidentes para que esto sea así, es el precio.

Es decir, por el mismo precio que compramos una televisión LCD de 32 pulgadas, podemos comprar una televisión de plasma de 46 o incluso 50. La crisis ha hecho que los pies vuelvan a la tierra y que una familia no se gaste 2000 euros en un LED de 40 pulgadas, por lo que la opción alternativa (en cuanto a tamaño) y, por tanto más económica, es la de comprar un televisor de plasma.

Por su parte, los televisores LCD y LED han sufrido esta crisis en sus gamas de mayor tamaño. La venta de modelos de 40 pulgadas o superior ha descendido notablemente, mientras que el tamaño estrella es el de 32 pulgadas.

La verdad es que para mí, las televisiones de plasma no tienen cabida. No sólo yo, sino que varios amigos y familiares han sufrido la pérdida de más de 2000 euros al ver como el plasma de la pantalla se iba, tan sólo 3 años después de su compra.

Dicen los fabricantes que se ha conseguido mejorar la vida útil, pero yo sigo confiando en la experiencia.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Televisión y televisores.




Deja un comentario