Tener un celular gratis


Las empresas de telefonía celular han soltado teléfonos en las manos de los usuarios sobre todo al mentir. A cambio de un juguete sin costo, firmas un contrato con tu compañía celular por dos años. También cubres de más, de una manera grotesca, el valor real del teléfono.
Los juguetes no son gratuitos. Los precios se incluyen de manera invisible en el contrato de tu aparato y luego te los cobran si tratas de liberarte del contrato antes de tiempo. La diferencia entre el costo auténtico y el falso de un equipo se denomina subsidio. ¿Sabes por qué compañías como Verizon, en Estados Unidos, aumentaron hace poco la cuota de cancelación hasta 350 dólares? Ése es casi el subsidio del Motorola Droid .
Y ni me hagan hablar de los MIR (mail-rebates, reembolsos vía correo), que muchas veces son engorrosos y
al final dan como resultado raras tarjetas de débito, no efectivo. Ése es otro modo como las empresas amañan los precios para hacer parecer dizque gratuitas las cosas cuando no lo son.
Los teléfonos subsidiados ayudan a más gente a conseguir buenos equipos, pero son malos en el mismo sentido que las hipotecas sin enganche. La mayoría de la gente no reflexiona qué es lo que paga en realidad, o en verdad qué eroga de más. Como sucede con las hipotecas, las empresas de telefonía celular cobran más del auténtico valor de un teléfono y lo prolongan dos años. Pero las investigaciones muestran que los consumidores estadounidenses reaccionan a los precios pagados por anticipado, sin importar cuánto deban pagar en el futuro.

Hace no mucho tiempo T-Mobile en Estados Unidos se volvió mi héroe, cuando presentó los primeros planes que permiten quitar el subsidio telefónico. Hasta ahora, jamás se podía ver un precio subsidiado y otro sin subsidiar en la misma compañía. Pero adivina qué: casi siempre resulta más asequible pagar por anticipado. Digamos que quieres el modelo 5310 de Nokia sin costo. El plan subsidiado cobra 10 dólares más por mes que el plan sin subsidio durante 24 meses. Sí, es correcto. Nada más pagaste 240 dólares para obtener sin costo un teléfono de 140 dólares.
Aparte de engatusar a la gente, los subsidios distorsionan el mercado de otros modos. Como la gente teme violar sus contratos, no puede abandonarlos para irse con otras compañías. Esto es una buena noticia para las empresas telefónicas, pues detestan que los clientes cancelen los contratos, pero mala noticia para la competencia.
Puñados de dólar
Los estadounidenses no pueden pensar a futuro. Olvídense de los subsidios, ni siquiera reaccionan a cuotas mensuales más baratas. Todo lo que les importa es ese precio de etiqueta embustero del teléfono.
Si a alguien le importaran los costos a largo plazo, a Sprint y T Mobile les iría mucho mejor en EE.UU. El iPhone 3GS, en AT&T y el HTC Hero en Sprint parecen costar cerca de 200 dólares. Pero a la vuelta de dos años, con un plan ilimitado, el equipo de Apple cuesta 2,100 dólares. Sí, claro, el iPhone es maravilloso; pero, tesos 1,200 dólares son mejores que un teléfono de Sprint? ¿Qué prefieres, un iPhone, o un HTC Hero y un plasma de 50″.
El brillante plan de T Mobile fracasará, porque el único precio de etiqueta al que la gente reacciona es la embustera leyenda `sin costo’ adosada a los teléfonos.
Hay un rayo de esperanza. El año pasado, la ciudad de Nueva York empezó a exigir que los restaurantes de
comida rápida colocaran el contenido calórico. 15% de la gente que decidió utilizar la información ordenó comida con menos calorías. Por ello una mejor información es útil para cerca de 15% de la gente. ¿Bastaría con eso?

Una ley de publicidad veraz sin duda sería de ayuda. No soy el único que piensa así. Durante años, los defensores del consumidor han suplicado esta clase de regulación.
Cuando salgamos a comprar teléfonos, veamos online qué tanto de nuestra cuota mensual corresponde a los subsidios. También fijémonos en las cuotas mensuales correctas en los sitios web de las compañías, incluidos todos esos `impuestos’ misteriosos. Y, bueno, como estoy abogando por el mundo, hagamos que las empresas posteen todos sus planes en una sola página, de esta manera de verdad podremos compararlas.
Esto no es `interferir con el mercado’. Esto no es control de precios. Esto no es prohibirles a las compañías cobrar lo que se les dé la gana. Sólo que informen.
Sé que los usuarios ignorarán la información útil y elegirán el `teléfono gratuito’, más costoso a la larga. Pero si saben qué les ofrecen, al menos toman la decisión con los ojos abiertos.

Califica este Artículo
5 / 5 (2 votos)

Categoría: Opinión.




6 Responses to “Tener un celular gratis”

  1. liber apeña Dice:

    como quisiera tener un celular de marca pero solo trabajo para podr mantenerme y estudiar no tengo la oportunidad para comprar celares de marca.


  2. zuly Dice:

    polfa necesito un celfi para porder chia con mis amigas de facebook


  3. kjkj Dice:

    jajaaja segun a todos les robaron, o son pobres…se nota su pobreza, tienen internet o computadores , o simplemente celulares con internet xDD


  4. yandry alonzo Dice:

    por favor ayudenme a conseguir un celulau para poder comunicarme a internet x fa el ultimo q tenia me lo robaron y se como conseguir otro x fa


  5. daniela aguila Dice:

    ocupo un celular estoy urgida soy muy pobre y el único k tenia me lo robaron ocupo contactar ami mama k no se donde esta alludenme


  6. Manuel Antonio Dice:

    por favor ayúdame a conseguir un celular, por favor. hace unos meces me asaltaron y me quitaron todo lo que tenia y me dejaron por muerto. no estoy trabajando y todavía no me recupero y no tengo de donde sacar un celular para comunicarme y conectarme al Internet por favor ayúdeme. todavía estoy en sillas de rueda.
    por favor estoy desesperado.


Deja un comentario