Tengo un virus en el procesador


Por si no tuvieramos suficiente con los malware en Windows, Linux y Mac, ahora debemos empezar a preocuparnos por un nuevo tipo de amenazas a un nivel más profundo, que dirigen sus ataques a explotar defectos del propio procesador.

Tradicionalmente los malware tienen como objetivo explotar las vulnerabilidades existentes en los sistemas operativos (SO) y en aplicaciones que trabajan estrechamente con él, dichos malware comúnmente son combatidos en base a parches para los SO/softwares afectados. Los investigadores de la Ecole Superiore d’Informatique, Electronique, Automatique (ESIEA) han realizado una demostración sobre la elaboración de un malware que enfoque su ataque a un tipo de microprocesador en particular, encontrar sus defectos y explotarlos, ignorando por completo al sistema operativo.

Para explotar directamente los fallos del propio microprocesador se valen de técnicas basadas en la forma de como cada arquitectura en particular codifica números y realiza los cálculos aritméticos. Dichas técnicas a las que llaman basadas en perfiles de identificación no son perfectas y no podrían atacar a algunos tipos de microprocesadores.

Este nuevo tipo de amenazas podría resultar muy peligrosas pues como se sabe la mayor parte de los microprocesadores mantienen fallos conocidos, y si bien los sistema operativos y softwares vulnerables pueden ser parchados con relativa facilidad; sería mucho más complejo el sustituir el hardware vulnerable, o el que viejos CPUs ya descontinuados reciban alguna actualización de microcódigo que solucione dichos problemas.

Curiosamente empieza a sonar razonable la incursión de Intel en la inclusión de detección de malware en sus propios CPU.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Procesadores.




Deja un comentario