Utilización de aplicaciones IP


Los servicios que en realidad se ofrecen a los usuarios a través de Internet no se definen mediante los mecanismos de encaminamiento del protocolo de control de transmisión/protocolo Internet (TCP/IP) sino que, por el contrario, se utilizan protocolos de aplicación de alto nivel, por ejemplo el protocolo de transporte hipertexto (HTTP); el protocolo de transferencia de ficheros (FTP); el protocolo de transferencia de noticias en red (NNTP) y el protocolo sencillo de transferencia de correo (SMTP). Dado que estos protocolos no están incorporados en la propia Internet, es posible emplear un nuevo protocolo de la capa de aplicación que consista sólo en un servidor que transmita los datos del protocolo en el formato adecuado y un cliente que reciba e interprete dichos datos. No obstante, la utilidad de un servicio para los usuarios aumenta con el número de servidores que presten ese servicio.

A final del decenio de 1980, los servicios Internet primarios eran el correo electrónico o “correo-e”, Telnet, FTP y los grupos de noticias Usenet. El correo electrónico, probablemente la aplicación Internet más utilizada, permite a los usuarios enviar y recibir mensajes escritos utilizando un sistema de direccionamiento común. Telnet permite a los usuarios de Internet “entrar” en redes privadas, por ejemplo catálogos de bibliotecas, a través de Internet, para consultar datos de manera análoga a como los consultarían si estuvieran conectados directamente a esas redes. El FTP permite a los usuarios “descargar” ficheros de un ordenador distante en su propio sistema. Los “grupos de noticias” Usenet permite a los usuarios del grupo escribir y leer mensajes sobre temas específicos.

No obstante la gran popularidad de algunas de estas aplicaciones, en particular los grupos de noticias y el correo electrónico, el servicio que ha servido de catalizador de la reciente explosión de la utilización de Internet es la Red (world wide web). La Red tiene dos características primarias que la convierten en un método de acceso a la información a través de Internet potente y de “servicio íntegro”. En primer lugar, los clientes de la Red (o “navegadores”) incluyen texto y gráficos, y pueden incorporar el resto de las principales aplicaciones Internet, tales como FTP, correo electrónico y noticias, en una misma interfaz normalizada. En segundo lugar, la Red incorpora un sistema de “hipertexto” mediante el cual las “páginas” en la Red
contienen “enlaces” directos a otras páginas, ficheros y otros tipos de información en la Red. Así pues, a través de Internet y por un sistema no privado pueden ofrecerse interfaces de usuario en gran escala y servicios complejos tales como tiendas en línea, noticias continuamente actualizadas y juegos interactivos.

Por esa razón, la Red desempeña una función importante en muchas de las nuevas aplicaciones basadas en Internet que se están desarrollando. El núcleo de las nuevas tecnologías es un nuevo conjunto de aplicaciones que pueden ofrecerse a clientes, empresas y usuarios de la administración pública. La introducción de estas nuevas aplicaciones requiere el examen de diversas cuestiones en materia de política pública. Como se ha mencionado anteriormente, las políticas nacionales varían en función de diversos factores, en particular el estado de desarrollo de la región, la tradición, los regímenes jurídicos, el acceso equitativo, etc.

En este punto se indican y describen algunas de las nuevas aplicaciones y se incluyen algunos estudios de caso de realización. Para mayor información sobre los estudios de caso y los proyectos realizados, véanse:

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Conectividad y Redes.




Deja un comentario