Virtualizacion de Windows 8


Tenemos nuevas filtraciones sobre Windows 8, o lo podríamos llamar también Windows Next, la forma en la que los empleados de Microsoft conocen y denominan a la siguiente versión del sistema operativo que será lanzado presumiblemente en el año 2012. Mary-Jo Foley ha descubierto una serie de diapositivas que habrían sido utilizadas en una presentación realizada el pasado mes de Abril en Londres y estas podrían desvelar algunos secretos de lo que podría estar preparándose para el nuevo sistema operativo de las ventanas.

Estas diapositivas sugieren que Microsoft quiere llevar a su siguiente sistema operativo la virtualización con las tecnologías que ya tiene desarrolladas o están en proceso. No estamos hablando de un escritorio remoto, sino de ir un paso más allá y poder ejecutar partes de nuestro sistema operativo desde la nube. Con escritorios virtuales, la virtualización de aplicaciones, de datos e incluso de partes del sistema operativo. Incluso podrían pensar en la hacerlo con el hardware mediante la tecnología Hyper-V.

El concepto es mucho más concreto, llevando algo muy usado en los sistemas empresariales como es el software as a service. De este modo Windows 8 podría ofrecer al usuario la posibilidad de gestionar de forma centralizada diferentes tipos de datos, como podemos ver en la imagen que acompaña a este texto.

La visión que tiene Microsoft que tiene sobre el futuro de los sistemas operativos puede resultar muy interesante. John Heyes, arquitecto de soluciones de la empresa, lo muestra de forma muy simple, indicando que el usuario debe recibir el escritorio adecuado con el software indicado según sin necesidades sin que este deba estar asociado al hardware de un determinado dispositivo.

La premisa básica es que un usuario debe recibir el escritorio y el software asociado de acuerdo a lo que sus necesidades particulares. El escritorio no debe estar asociado con el dispositivo.

Todo esto se traduce en que el usuario podría gestionar sus aplicaciones y datos de forma centralizada, todo ello sincronizado con los servicios de Microsoft. En el caso de que tuviéramos un fallo con el hardware del equipo en el que estemos no temeríamos por la integridad de estos, al no estar vinculados a ese dispositivo, lo cual es, ni más ni menos, que cloud computing. Pero siempre que hablamos de este término, de llevar nuestras aplicaciones y por lo tanto nuestros datos, existe la duda del modo en el que serán tratados, lo seguro que estén o si estas grandes corporaciones podrían usar de forma indebida todo lo que usemos en sus servicios.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Virtualización.




Deja un comentario