Las comunidades de Software Libre


La noticia de la venta de Novell, la empresa detrás de la distribución openSUSE, ha despertado gran inquietud en el mundo del Software por las repercusiones que podría traer a toda las comunidades de Software Libre.Agregando a este hecho cabe destacar otros acontecimentos que han causado gran preocupación con respecto a la relación que hay entre una distribución, la comunidad de usuarios y desarrolladores así como de algunas empresas que están detrás de algunas de las distribuciones más importantes. El primero de estos eventos fue la declaración de Mark Shuttleworth en el que declaró hace meses, refiriéndose a la decisión tomada con respecto a los cambios en el diseño de las ventanas que se introdujo en Lucid Lynx, lo siguiente:This is not a democracy.(Esto no es una democracia)Decisión que muchísmos usuarios criticaron, ya que dichos cambios hacía más incomoda la experiencia del usuario con el escritorio; pero al parecer Ubuntu no la rige una democracia y como la distribución la desarrolla una gran compañía (Canonical) con mucho dinero, pues la simple opinión de la comunidad de usuarios simplemente no se tomó en cuenta.Luego de eso vino la desaparición de Open Solaris, porque la compañía detrás de ella decidió acabar con la misma por razones meramente comerciales. Yo me pregunto con la decisión de acabar con OpenSolaris. ¿ Dónde quedaron los usuarios? ¿A dónde se fue el esfuerzo de desarrolladores y colaboradores que contribuyeron con ese proyecto?Posteriormente, ocurrió otro evento que ha llamado la atención con respecto al papel que juega una comunidad de Software Libre y su compromiso son el ideal del mismo, es la creación de la Document Foundation y la suite ofimática Libre Office. Creo que la mayor reflexión que queda de esto se puede resumir en que la comunidad de usuarios y desarrolladores si importa, y que ante las amenazas de minimizar y desestimar a los usuarios y desarrolladores por parte de empresas comerciales, sólo queda una respuesta: ForkMucho se habló y se criticó la relación y el acuerdo comercial entre Novell y Microsoft, críticas que muchos usuarios de openSUSE defendieron alegando que se trataba sino de un benigno acuerdo de “colaboración” entre amabas empresas para no hacerse daño legal ni comercial y para lograr una mayor “interoperabilidad”.Hoy ya todos conocemos los resultados de ese acuerdo, en el que parte de la venta de Novell pasó a manos de Microsoft. Lo grave del asunto es que Novell posee poseía derechos de propiedad intelectual de UNIX, por que no se sabe bien, hasta que punto esa transacción comercial pueda afectar a todas las demás distribuciones y comunidades de usuarios de Sofwtare Libre.Ante esto vale la pena reflexionar sobre la importancia que juegan las verdaderas comunidades de Software Libre, cuando digo esto me refiero a la comunidad de desarrolladores y de usuarios que son quienes hacen posible que GNU/Linux sea una alternativa tecnológica real y viable. Por otra parte cabe reflexionar también sobre el peligro que se corre al confiar en una empresa cuyos fines son comerciales y no el de contribuir a la sociedad creando conocimiento y tecnologías libres para el beneficio de todos.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Opinión.




Deja una respuesta