Cliente/servidor


En una disposición cliente/servidor, los servicios de red se ubican en un computador dedicado denominado
servidor. El servidor responde a las peticiones de los clientes. El servidor es un computador central que se
encuentra disponible de forma continua para responder a las peticiones de los clientes, ya sea de un archivo, impresión, aplicación u otros servicios. La mayoría de los sistemas operativos adoptan la forma de relación cliente/servidor. En general, los computadores de escritorio funcionan como clientes y uno o más computadores con potencia de procesamiento adicional, memoria y software especializado funcionan como servidores.

Los servidores están diseñados para cumplir con las peticiones de muchos clientes a la vez. Antes de que
un cliente pueda acceder a los recursos del servidor, se debe identificar y obtener la autorización para usar
el recurso. Esto se hace asignando a cada cliente un nombre de cuenta y una contraseña que un servicio de
autenticación verifica. El servicio de autenticación actúa como guardián para proteger el acceso a la red.
Con la centralización de las cuentas de los usuarios, de la seguridad, y del control de acceso, las redes
basadas en servidores simplifican la administración de grandes redes.

La concentración de recursos de red como archivos, impresoras y aplicaciones en servidores hace que sea
más fácil hacer una copia de seguridad de los datos generados y de mantenerlos. En vez de estar repartidos en equipos individuales, los recursos pueden encontrarse en servidores dedicados y especializados para facilitar el acceso. La mayoría de los sistemas cliente/servidor también incluyen recursos para mejorar la red al agregar servicios que extienden la utilidad de la misma.

La distribución de las funciones en las redes cliente/servidor ofrece grandes ventajas, pero también lleva
aparejado algunos costos. Aunque la agregación de recursos en los sistemas de servidor trae mayor seguridad, acceso más sencillo y control coordinado, el servidor introduce un punto único de falla a la red.
Sin el servidor operacional, la red no puede funcionar en absoluto. Los servidores requieren de personal entrenado y capacitado para su administración y mantenimiento. Esto aumenta los costos de hacer funcionar la red. Los sistemas de servidor también necesitan hardware adicional y especializado que hace que el costo aumente.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Conectividad y Redes.




Deja un comentario