Manejo de los errores en Ethernet


El estado de error más común en redes Ethernet son las colisiones. Las colisiones son el mecanismo para resolver la contención del acceso a la red. Unas pocas colisiones proporcionan una forma simple y sin problemas, que usa pocos recursos, para que los nodos de la red arbitren la contención para el recurso de red. Cuando la contención de la red se vuelve demasiado grave, las colisiones se convierten en un impedimento significativo para la operación útil de la red.

Las colisiones producen una pérdida del ancho de banda de la red equivalente a la transmisión inicial y a la
señal de congestión de la colisión. Esto es una demora en el consumo y afecta a todos los nodos de la red
causando posiblemente una significativa reducción en su rendimiento.

La mayoría de las colisiones se producen cerca del comienzo de la trama, a menudo, antes de la SFD. Las
colisiones que se producen antes de la SFD generalmente no se informan a las capas superiores, como si no se produjeran. Tan pronto como se detecta una colisión, las estaciones transmisoras envían una señal de congestión de 32 bits que la impone. Esto se hace de manera que se corrompen por completo los datos
transmitidos y todas las estaciones tienen la posibilidad de detectar la colisión.

En la Figura dos estaciones escuchan para asegurarse de que el cable esté inactivo, luego transmiten. La
Estación 1 pudo transmitir un porcentaje significativo de la trama antes de que la señal alcanzara el último
segmento del cable. La Estación 2 no había recibido el primer bit de la transmisión antes de iniciar su propia
transmisión y sólo pudo enviar algunos bits antes de que la NIC detectara la colisión. De inmediato, la Estación 2 interrumpió la transmisión actual, la sustituyó con la señal de congestión de 32 bits y cesó todas
sus transmisiones. Durante la colisión y el evento de congestión que la Estación 2 experimentaba, los
fragmentos de la colisión iban en ruta por el dominio de colisiones repetido hacia la Estación 1. La Estación
2 completó la transmisión de la señal de congestión de 32 bits y quedó en silencio antes de que la colisión
se propagara hacia la Estación 1, que todavía no sabía de la misma y continuaba transmitiendo. Finalmente,
cuando los fragmentos de la colisión llegaron a la Estación 1, ésta cortó la transmisión en curso y sustituyó
con la señal de congestión de 32 bits el resto de la trama que estaba transmitiendo. Luego de enviar la señal de congestión de 32 bits, la Estación 1 dejó de transmitir.

Una señal de congestión puede estar compuesta por cualquier dato binario siempre que no forme una checksum apropiada para la porción de la trama ya transmitida. El patrón de datos que se observa con mayor frecuencia para una señal de congestión es simplemente un patrón de uno, cero, uno, cero que se repite, al igual que el Preámbulo. Cuando se observa con un analizador de protocolos, este patrón aparece como una secuencia repetida de A ó 5 hexadecimales. Los mensajes corrompidos, transmitidos de forma parcial, generalmente se conocen como fragmentos de colisión o runts. Las colisiones normales tienen menos de 64 octetos de largo y, por lo tanto, reprueban tanto la prueba de longitud mínima como la prueba de la checksum de FCS.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Conectividad y Redes.




Deja un comentario