Similitudes y diferencias entre el enrutamiento por vector-distancia y del estado de enlace


En esta sección se analizan las similitudes y diferencias entre el enrutamiento por vector-distancia y del estado de enlace.

Todos los protocolos de vector-distancia aprenden rutas y luego envían estas rutas a los vecinos directamente conectados. Sin embargo, los routers de estado de enlace publican los estados de sus enlaces a todos los demás routers que se encuentren en el área, de manera que cada router pueda crear una base de datos del estado de enlace completa. Estas publicaciones se denominan publicaciones del estado de enlace o LSA. A diferencia de los routers de vector-distancia, los routers de estado de enlace pueden formar relaciones especiales con sus vecinos y otros routers de estado de enlace. Esto permite asegurar un intercambio correcto y eficaz de la información de la LSA.

La inundación inicial de LSA permite que los routers obtengan la información necesaria para crear una base de datos del estado de enlace. Las actualizaciones de enrutamiento ocurren sólo al producirse cambios en la red. Si no hay cambios, las actualizaciones de enrutamiento se producen después de un intervalo específico. Si la red cambia, se envía una actualización parcial de inmediato. Esta actualización parcial sólo contiene información acerca de los enlaces que han cambiado. Los administradores de red encargados de la utilización de los enlaces WAN descubrirán que estas actualizaciones parciales y poco frecuentes son una alternativa eficiente a los protocolos de enrutamiento por vector-distancia, los cuales envían una tabla de enrutamiento completa cada 30 segundos. Cuando se produce un cambio, se notifica simultáneamente a todos los routers de estado de enlace mediante la actualización parcial. Los routers de vector-distancia esperan que los vecinos anoten el cambio, implementen este cambio y luego transmitan la actualización a
los routers vecinos.

Las ventajas de los protocolos del estado de enlace sobre los de vector-distancia incluyen una convergencia más rápida y una utilización mejorada del ancho de banda. Los protocolos del estado de enlace admiten CIDR y VLSM. Esto hace que sean muy buenas opciones para las redes más complejas y escalables. De hecho, los protocolos del estado de enlace generalmente superan a los protocolos de vector-distancia en una red de cualquier tamaño. Los protocolos del estado de enlace no se implementan en cada red dado que requieren más memoria y potencia de procesador que los protocolos de vector-distancia y pueden abrumar al equipo más lento. Otra razón por la cual no se han implementado más comunmente es el hecho de que los protocolos del estado de enlace son bastante complejos. Los protocolos de enrutamiento de estado de enlace requieren administradores muy capacitados para que los configuren y los mantengan correctamente.

Con esta sección se concluye la lección. La siguiente lección presenta un protocolo del estado de enlace denominado OSPF. En la primera sección se ofrece una descripción general.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Conectividad y Redes.




Deja un comentario